EL MIEDO DE LA NOCHE

Una noche de luna llena salí con un amigo y a los pocos kilómetros vimos un monstruo que tenía cinco ojos, cuatro patas y cuatro brazos. Nos escondimos detrás de un arbusto y en el silencio de la noche se oía entre otros arbustos un crik-crak, crik-crak. Giré la cabeza y vi al monstruo mirándome, con la mirada clavada en los ojos. Se tiró a por nosotros y salimos corriendo, pero justo delante había otro monstruo igual. Temblando y con sudor frío dijimos mi amigo y yo a la vez:

-¡¡Ya basta!!, por favor.

Fué entonces cuando se quitaron los dos la careta: eran mi padre y mi tío.

Con cara de susto, respiramos hondo y con voz temblorosa dijimos:

-Primera y última vez porque ha sido de infarto.

Luego todos juntos nos reímos de la broma.

                                                                                                              FIN

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

One Response to EL MIEDO DE LA NOCHE

  1. nuberoja says:

    Buena historia, menos mal que todo quedó en un susto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: