ÓSCAR Y EL FANTASMA

Había sido un día malísimo, no había parado de llover. Ya eran las doce de la noche y yo estaba viendo un película de zombis con mis hermanos. Mi padre entró en el salón y dijo:

– ¿Sabéis lo que pone en el periódico? La policía ha atrapado a un delincuente muy peligroso. Y todo gracias a Óscar, que descubrió su escondite por casualidad.

Óscar es el dueño de un kiosco que hay al lado de mi casa. Es bastante simpático. Al día siguiente fui a felicitarle y él me contó cómo lo había hecho.

Aquellos días pasaron tranquilamente pero por casualidad oí que en la tele se hablaba del delincuente. Me enteré de que lo habían encontrado muerto en su celda. Un médico dijo que tenía una extraña enfermedad.

Varios meses después de todo esto, encontré una nota en la puerta de la casa de Óscar. Decía:

– “Me las pagarás”

Corrí a enseñársela y cuando llegué al kiosco, Óscar me dijo también había encontrado una nota en la que ponía:

-“Prepárate”

Esa noche no pude dormir y, a eso de la una, oí voces en la calle. Me asomé a la ventana y ví a Óscar agachado. Me vestí y bajé a todo correr. Le pregunté que hacía. No contestó pero me enseñó otra nota. Ponía:

– “Llegó la hora”

– ¿Quién puede escribir todas estas notas? – dijo.

– ¡Yo, por ejemplo! – gritó una voz.

Miramos a todos lados, pero no veíamos a nadie. De repente, una figura apareció al final de la calle y empezó a correr hacia nosotros. Era un ser totalmente negro con unos ojos rojos y brillantes. Llevaba un cuchillo y un bastón. Le tiramos piedras pero no le pasó nada. Era un fantasma, un fantasma auténtico. Antes de que pudiera correr me arreó un golpe con el bastón y me desmayé.

Cuando desperté era de día. Estaba en mi cama y mis padres y mis hermanos me miraban con unos ojos como platos.

– ¿Qué ha pasado? – pregunté.

– Estabas tumbado en la calle, como un muerto. – dijo mi madre.

Yo les conté lo que había pasado. No me creyeron nada, pero desde ese día nadie volvió a ver a Óscar.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

2 Responses to ÓSCAR Y EL FANTASMA

  1. Luisa says:

    Muy bueno… si veo a Oscar te lo digo por si se ha sumado al grupo de los fantasmas y continua la saga.

  2. itziar says:

    Nose quien eres, pero la narración es perfecta, escribes muy bien chico.Sigue escribiendo y haz caso a Luisa…Continua la saga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: