La primera nevada del invierno.

Una mañana tan normal,

me despierto arropada entre mis sábanas.

con pereza de ellas me despego,

y termino levantada.

Me acerco a la ventana,

y me dispongo a levantar la persiana,

cuando con mis ojos adormilados,

veo blancos copos de nieve en el tejado.

La felicidad me aturde.

Primera nevada del invierno,

que con movimientos tiernos,

trozitos de algodón,

descienden desde el cielo.

Corro a vestirme con mi abrigo,

y por accidente,

me meto el dedo en el ojo.

y como hace mucho frío,

unos guantes también cojo.

Estoy pisando con las “katiuscas” la nieve.

Mi corazón se acelera,

al ver que mi mejor amigo,

se acerca cruzando la acera.

En la mano derecha,

trae un trineo,

nuevecito de esta temporada.

¿Podremos usarlo,

en la primera nevada?

Se me acerca,

y me coje de la mano,

con cariño e ilusión me dice,

“¿Me darás de desayunar,

verdad, hermano?”

Contentos entramos en mi casa,

desayunamos consistente,

y mi madre,

nos envía al colegio inmediatamente.

Entramos por la puerta del autobús,

donde todos los niños,

estaban pegados a la ventana,

especialemente Mariana,

mirando los copitos que caían,

con cara de felicidad,

impaciencia,

y alegría.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

2 Responses to La primera nevada del invierno.

  1. nereida says:

    Me ha encantado.

  2. Lucia Inestrillas Gutiérrez says:

    Gracias 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: