Historia de miedo: LaS TreS VelaS NegraS

Era un día normal, concretamente un martes. Cuando acabaron las clases salí con mis amigas a estar un rato por mi colegio. Sofía, mi mejor amiga, dijo que hiciéramos un juego que trataba de ir al baño y encerrarse para estar a solas. Todos pasamos, pero en realidad no queríamos porque nos daba miedo el hecho de saber que ese juego pudiera ser verdad o que pudiera pasar lo que tuviera que pasar. Cuando le dijimos que no, no le sentó muy bien que digamos. Fue directa al baño, entró y se encerró. El juego consistía en cerrar con llave la puerta, apagar las luces, encender tres velas negras y decir tres veces el número seis. Era un rito satánico, aunque ella no se creía nada. Siguió las instrucciones…

Después de un tiempo, como vimos que no salía, nos preocupamos y fuimos a ver si la había pasado algo, pero ya no había nadie, no se supo nada más de ella… lo único relacionado con lo que sucedió fue que en el baño había una estatua de Dios y cada día la estatua se movía de diferente forma, pero siempre con la tristeza reflejada en su rostro.

NO HAGÁIS NUNCA ESOS JUEGOS PORQUE, AUNQUE PAREZCAN UNA TONTERÍA, NO LO SON.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: