Mito de las marismas

  Un día, una mujer llamada Celia era la diosa del deporte. Al día siguiente se puso a jugar al baloncesto y se le cayeron las babas: eso provoco una inundación. Más tarde empezó a llorar porque pensaba que había matado a alguien con sus babas, pero lo peor fue que sí que mato a alguien, aunque no con las babas sino llorando y eso provocó las marismas, nada menos.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: