Cristina -La leyenda de la Torre de Pisa. Parte lV (Final)

El emperador accedió al jardín de su palacio, todos los ciudadanos estaban felices por su emperador, una nueva emperatriz sustituiría a Dorotea. Cristina entró radiante en el jardín, fingiendo una sonrisa de felicidad. La música comenzó a tocar, Melania se escondió tras un arbusto. Cristina estaba nerviosa, había estado toda la noche pensando que podía hacer, ella no quería ser emperatriz, pero… Melania sí. Sin saberlo, Melania iba a ser la futura emperatriz de Roma, pero, Melania tenía otra idea: Nada más acabar la ceremonia mataría con una daga al emperador.

Tanto Cristina, como Sebastián, ya estaban en el altar del jardín, un monje, amigo de él, les casaría. Sebastián iba a sufrir el peor día de su vida. El monje hizo lo que cualquier monje haría en aquellos tiempos.

-Señorita, ¿acepta usted a este hombre, emperador de Roma, hasta que la muerte los separe?

-Sí, acepto.

-Emperador, ¿acepta usted a esta mujer, futura emperatriz de Roma, hasta que la muerte los separe?

-Sí, acepto.

-Pues yo les declaro marido y mujer.

Sebastián la cogió y la dio un beso con todo el amor que sentía por ella. Pero, llegó el momento, Cristina estaba preparada para la encerrona. El monje dijo : “Dadme vuestros nombres, los escribiremos en la historia de Roma”.

-Sebastián Pérez Gómez – dijo el emperador.

-Melania Ruíz Toscana- dijo Cristina.

Sebastián la agarró de un brazo y la gritó : “¡Qué estás diciendo!”

-Mi nombre- contestó con burla.

Sebastián dijo a los ciudadanos : ¡Se llama Cristina Pisa Villaverde!

-Lo siento, el nombre es Melania, como ella no es, estás casado con la propietaria de ese nombre.

Lo peor de todo es que Sebastián fue quién creó esa ley, si no conseguía a Cristina, se casaría con una pobre y la haría decir el nombre de Cristina para estar casado con ella, pero jamás pensó que Cristina pudiera traicionarle. Sebastián, enfadado, salió del jardín, iba por la calle cuando de la nada una mujer salió de un arbusto y le clavó la daga en el corazón. Sebastián cayó y poco después falleció. Los ciudadanos se preguntaban dónde estaba esa tal “Melania” y Cristina les guió hasta ella. Los ciudadanos gritaban : ¡El emperador tiene esposa! Los ciudadanos le dieron todo tipo de regalos : un asno,un caballo, diez sacos de maíz, diez sacos de trigo, diez sacos de harina…

Melania sonreía a la vez que preguntaba a Cristina con la mirada “¿Qué hacen estos?”

Cuando la gente se calmó, Cristina le contó todo. Melania estaba asustada con la noticia, siempre había estado detrás del emperador y, con la excusa de darle a las mujeres, pasaba tiempo con él y Sebastián le contaba sus penas. Justo cuando iba a conseguirle, va y lo mata. Melania se quedó con lo positivo: iba a ser la única y suprema emperatriz ya que a Sebastián no le quedaba familia. Pocos días después, los guardias encontraron el cadáver en la calle más sucia y pobre de Roma. Ese mismo día Cristina se despidió de Melania y se fue a Hispania, al lado del campo de flores.

La traición que sintió Sebastián por Cristina fue tan grande que el sentimiento que cubría la Torre se fue, la Torre comenzó a caerse hacia un lado, pero, al momento, los dioses evitaron la caída, ya que Sebastián había hecho siempre lo que había querido y por el escarmiento que le dio Cristina a él, se merecía que el nombre de la familia de Cristina se recordase en la memoria de Roma para siempre.

Meses después, Cristina conoció a un hispano con el que pasó el resto de su vida y, mientras se casaba con él, recordó a Sebastián y pensó:

“Mejor humilde que vendiéndose por cuatro monedas”.

Como véis,no todas las historias acaban con el final que uno quiere…eso fue lo que le pasó a Sebastián…

FIN

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: