LAS GRIETAS

Érase una tarde en una pequeña casa, la cual tenía muchas grietas, pero había una que sobre salía, era larga y grande, se encontraba en la pared de la cocina.

Esa noche se le apareció al niño que habitaba la casa un diablo que le dijo que todos los días a las doce y media de la noche la grieta de la  cocina se abría y que si entrabas podías pedir dos deseos; el niño entró.

¡Dentro de la pared había un pueblo de brujas y magos! Una de ellas le dijo que si quería pedir algún deseo tenía que comprar un libro naranja que en su interior tenía unas pastillas; cada una tenía  el poder algún deseo a todo el que se la tragara. Pero le dijo que tenía que escoger muy bien las palabras.

Compró el libro cogió una de las pastillas y sin creer lo que le había dicho la bruja dijo:

– Que me caigan del cielo 3.000.000euros. Y  así sucedió, le cayó del cielo en un saco  lo que había pedido, pero a cambio se le cerró un poco la grieta, pero él no lo notó, dándose cuenta de que las pastillas valían para algo querían su segundo y último deseo. Dijo:

– Que las grietas de mi casa se cierren.

Y así fue, todo volvió a la normalidad, era  una casa sin las grietas que tenía con anterioridad. El niño se dio cuenta de que no podría salir nunca de ese mundo de brujos y magos. Al darse cuenta de esto, le dio un ataque de histeria  y murió. Su cuerpo se lo comieron los magos y brujas.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: