¿Por qué?

Antes de que la gente creyera, soñara, amara de verdad, no era más que granitos de arena, que elaboraba su vida sin saber porqué; danzaban pero se olvidaban de divertirse, estudiaban pero se olvidaban de aprender, se casaban pero se olvidaban de amar. Un día, una persona de la que nadie se acuerda, ni de su nombre, ni siquiera el que está narrando esta historia, mientras dormía, soñó.

Su sueño era un baile de ideas, veía árboles con frutas, grandes mares, bellos bosques y majestuosos acantilados. Se sobresaltó y se despertó. Con los ojos bien abiertos dijo para sí:

-¿Por qué?

Estuvo toda la noche contemplando el inmenso cielo, donde la vista no llega a ver el final, pero él sí vio el final de sus límites, en ese momento todo eran preguntas sin respuestas. Cuando el alba apareció, se dirigió al centro de la aldea y gritó:

-¿Por qué?

La gente le miró y en sus cabezas empezaron a bailar ideas y preguntas. Esto fue extendido por todo nuestro mundo, si es que es nuestro. La gente empezó a sentir, a aprender, a amar, a bailar. Esto vino bien pues todo empezó a tener sentido, medicinas, libros, historias, la gente empezó a creer en varias cosas, ciencia, religiones, en las que siempre había un Todopoderoso o varios, que, quién sabe, igual eran verdad.

Pero no todo en este mundo es de color oro, la gente empezó a sentir odio, ira, avaricia. Eso trajo guerras, sangre, invasiones y muchas mujeres fueron maltratadas. Por eso, hubo pobreza, hambre, enfermedades, por la ira. Pero la vida es así, la curiosidad mató al gato, pero no es tan mala, pues un día, mientras dormimos, o lo intentamos, deberíamos preguntarnos:

-¿Por qué?

Guzmán Calzado Díez, 1º ESO

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

3 Responses to ¿Por qué?

  1. Patricia Valle says:

    Cierto, muy cierto.

  2. anotto says:

    ¿Por qué no?¿Por qué no puede ser así todo esto que cuentas, Guzmán? Sobre todo lo de sentir, amar, aprender, bailar,… ¡Qué más da que no tenga sentido y que no sepamos por qué no lo tiene! La vida es un misterio y eso es lo bonito.
    Aunque sí que es verdad en que a veces debemos pensar en por qué lo malo que tenemos (la ira, el odio, la avaricia,…) a veces es tan malo que nos trae guerras, violencia y dolor. En eso estamos de acuerdo.
    Me ha encantado tu texto.

  3. Luisa says:

    Precioso!!! Claro que sí… hay que preguntarse por qué siempre.. no es tan importante la respuesta como el hecho de reflexionar. La curiosidad, que no el cotilleo, es sanísima, es lo que nos motiva a aprender y a crecer como personas. Tu historia bien podría ser el mito que explicase el origen del pensamiento racional ¿Cómo podríamos llamar a ese Dios, Semidios, Héroe… que se pregunta por primera vez el porqué de las cosas y que con su primera reflexión cambia el mundo contagiando al resto de los mortales?? ¿Por qué crees que por la reflexión entran las emociones?? Muy bonito. Saludos Guzmán. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: