Inicio de novela: ALERTA, VIGILADO

Nadie hubiera creído, en los últimos años del siglo XIX, que los asuntos humanos fueran vigilados de forma tan atenta y detallada por inteligencias tan superiores a las del hombre y, sin embargo, tan mortales como la suya.

-Por eso estoy intranquilo en todo momento, hasta cuando duermo. ¡Tengo que salir cada noche al jardín y contemplar el cielo inmenso para relajarme, doctor.

-Comprendo… pero, ¿ha visto a los que le vigilan alguna vez?.

-No doctor, pero siento que me observan, ¿me estoy volviendo loco?

-Aún no. Usted no ha llegado a ese punto. Lo mejor será empezar un tratamiento siguiendo unas pautas: Tómese manzanilla por las noches y respire hondo cuando se sienta observado.

-Gracias doctor, tome lo que le debo de las consultas anteriores. Adiós, hasta la próxima.

Me fui de la consulta y seguí las pautas que me había nombrado.

Así me sentí mejor, pero por poco tiempo.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: