EL HORIZONTE DE MI VENTANA

A veces, el agotamiento de las eternas mañanas estudiantiles con el profesor de matemáticas que manda más deberes de la cuenta o los “CI´´en las oraciones sintácticas te dejan que no puedes ni sentarte a ver la televisión, vas a tu cuarto y observas el paisaje que hay tras esa ventana.

Los cristales limpios dejaban pasar los últimos rayos de sol que quedaban del día; el jardín estaba formado por tiestos con hermosas plantas y un cactus enorme lleno de espinas a la derecha. Al lado contrario se sitúa un pequeño espacio de huerta.

El jardín está limitado por una verja de un metro setenta de altura. Después una calle estrecha separa las casas de los vecinos de atrás.

Más lejos, a la izquierda hay un prado, una casa después de este y por último la carretera que llega a Escalante.

El sol ya se había ido, la oscuridad cubría el cielo, las farolas y farolillos estaban encendidos y aparte de los mosquitos y algún que otro murciélago ya no había nada que ver hasta el próximo amanecer.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

One Response to EL HORIZONTE DE MI VENTANA

  1. nuberoja says:

    Muy buen texto, Enrique, la vista desde tu ventana nos permite ver también la ventana de tu alma en ese momento, y eso está muy bien. Además de bien escrito. Enhorabuena. Espero ese monólogo humorístico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: