Ahora sí soy feliz

Ahora sí soy feliz. Deseaba este momento como ningún otro. Quería llegar a este lugar. Siento la libertad, el aire fresco, la brisa del mar. Me gusta esta sensación. Estar en casa.

Tras un mes encerrada en aquel maldito lugar donde me tenían escondida, he conseguido salir. No sabría explicar esa experiencia. Sólo te puedo decir:

Ha sido muy dura. Me pasaba las noches rezando para que la gente que me quiere no se rindiese nunca, que jamás dejase de buscarme. Yo confiaba en ellos, y no me he equivocado.

Cuando me desperté, lo único que recordaba era un fuerte golpe en la cabeza. Aquello hizo que yo me desmayara. No veía nada, simplemente una tenue luz y una sombra a lo lejos. Yo no me imaginaba lo que era, sólo que podría ser lo peor. Aquella figura se acercaba hacia mí a un paso lento, tranquilo. Yo no sabía lo que me venía encima. Y le tenía frente a frente. Era un hombre grande, musculoso, yo sólo le podía ver la figura, no le reconocí la cara.  De repente, me tapó los ojos con una venda, y sentí un destello de luz. Necesitaba salir corriendo de allí.

El primer día fue un conjunto de sentimientos; miedo, misterio, me sentía arrepentida… En realidad no sabía porque me habían secuestrado, que había hecho yo para estar ahí encerrada. No sabía si ese hombre me secuestró porque yo le había hecho algo de lo que no me di cuenta. El día pasó tranquilo. El señor que me secuestró sólo aparecía para darme agua, él no quería que yo muriese, quería venganza por algo, quería dar miedo por alguna razón extraña. Cuando pasó cuatro días empecé a perder la noción del tiempo, sólo quería despertar y pensar que era un sueño. Desperté al día siguiente, abrí los ojos, podía ver donde me encontraba. Era un lugar sucio, oscuro, una especie de almacén abandonado. Sólo se veía una luz al fondo, con un colchón tirado al suelo y unos platos de comida. Me imaginé que era donde él dormía, y que no se encontraba allí. ¿Habría salido para algo? Entonces pensé que estaría haciendo mi familia. Si ya estaban cerca de mi encuentro y si sabrían algo de mí. Tras pensar en todos ellos, un pequeño impulso vino hacia mí. Sentía que tenía que chillar. No dudé y pegué un berrido con los ojos cerrados. Una mano me tapó la boca. Me asusté, miré para atrás y ahí estaba él. No me había equivocado, era un hombre grande y fuerte. Me levantó y me llevó al colchón del fondo. Me sentó y me dio la comida que había en el plato de la derecha. Se sentó junto a mí y comenzó a comer a la vez que yo. Pensé que debería preguntarle por qué me había encerrado allí durante todo ese tiempo. No hablaba.

El tiempo seguía pasando y yo pertenecía encerrada. La verdad que no estaba a falta de hambre ni sed, pero no tenía fuerzas. Echaba mucho de menos a mi familia. Cerré fuertemente los ojos, y vi a todos mis amigos, a mi hermano y hermano, a mi madre y a mi padre. Las lágrimas se me cayeron.

Volví a sentarme con la persona culpable de que yo estuviera ahí, y volví a preguntarle:

-¿Por qué estoy aquí encerrada?¿ Que te he hecho?- Hizo oídos sordos. Le chillé- ¡¿Por qué?! ¡Contesta! ¡ valiente y contesta! ¿ De verdad he hecho algo tan cruel para que me hagas sufrir de esta manera? Y no solo a mí también estás haciendo daño a mis amigos y familiares. ¿ Y por qué me has dejado verte la cara? Si salgo de aquí no dudaré en describirte. Serás cazado.                                                           

-No es lo que hayas hecho tú, si no lo que he hecho yo. Llevo siguiéndote durante varios meses. Observando cada paso que das, dónde vas y con quién estás. He sido tu sombra durante mucho tiempo y te he ayudado en muchas cosas sin que tú te dieras cuenta. Te preguntarás por qué te he seguido. Yo perdí a mi hermana, una muchacha de tu edad. Una niña extrovertida, sociable, cariñosa, educada y sobre todo con mucha personalidad. Una chavala que cuando tenía que mostrar su mal humor lo mostraba. Me obsesioné contigo y pensé que te tenía que tener más cerca y decidí secuestrarte. Lo siento se me fue todo de las manos. Pensaba dejar este juego y entregarme a la policía. No te preocupes esto ya se ha acabado. He mandado una nota a la policía diciendo el lugar dónde estamos  y a qué hora tienen que venir a buscarte. Tú estarás aquí esperándoles. Yo marcharé.

– ¿No te ibas a entregar? No lo entiendo explícate. ¿Después qué pasa?

– ¿Sería demasiado fácil que yo esté aquí esperándoles? Que me busquen. Tú debes describirme y hacer lo posible para que me encuentren. Ahora está todo en tus manos.

Se calló durante unos segundos. Mientras se le caía una lagrima me soltó la cuerda de las manos y me dijo:

– Por favor, cuídate y solamente deja que te rodeen la gente que realmente te quiere.

Aunque suene fatal tengo que decir que gracias a ese secuestro estoy más unida a mi familia. Ahora estoy aquí sentada con ellos, en la casa de la playa donde yo me crié, olvidándome de lo vivido. Ese gran hombre, llamado David, está encerrado. De vez en cuando voy a verle a la prisión y hablamos de su hermana. Me cuenta historias sobre ella y él, pero nunca me ha querido contar por qué ella no está junto a él. De momento me tiene a mí. Todo el mundo tiene errores, y por el error de David he crecido y me he dado cuenta de lo que vale la vida.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

One Response to Ahora sí soy feliz

  1. El Guino says:

    Muy buena historia, pero con varios fallos:Hay una parte que mencionas a tus amigos padre y madre etc. Pero dice a mi hermano y hermano. Otra parte es la que no sabes la noción del tiempo, pero mencionas el día en el que estas y si es de día/ noche. Hasta otra y fíjate en esos fallos, aunque yo también los tengo…

Responder a El Guino Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: