Un día mojado

Os voy a contar una historia que nos pasó a mis padres y a mí, Sara.

Hace dos años, mis padres y yo fuimos al río Sella, a montar en piragua. Según llegamos al río nos dieron unos barriles en los que metíamos la comida por si se nos mojaba al volcar. Fuimos a coger  una piragua de tres y emprendimos el viaje. Pasaron dos horas y todo iba bien pero cuando llegamos a unos rápidos  la cosa cambió, empezamos a movernos de un lado a otro y nos volcamos. El barril salió disparado y yo estaba helada de frío ya que el agua estaba fría. Yo dije:

-¡Que vienen las demás piraguas!

-¡Corre, sube a la piragua!- exclamó mi madre.

Mi madre me ayudó a subir porque, como nos mandaban llevar chaleco salvavidas, me pesaba por el agua. Resumiendo: un día mojado.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: