Las gaviotas

Una plácida mañana de otoño un niño tranquilo se estaba comiendo el bocadillo cuando un compañero se tropezó con él y le tiró parte del bocata. De repente una bandada de gaviotas se abalanzó hacia él, los trozos de tortilla de patata. Un profesor que vigilaba me dijo que lo recogiese. Entonces una bandada de gaviotas rodeó la tortilla y se la comió, no dejo ni las migas. Yo me alegré porque no tenía que recoger el bocadillo pero quedó un trozo y una gaviota muy grande cogió el trozo, me vio e hizo un ruido terrorífico.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: