La leyenda de la niebla

Hace mucho tiempo, en la aldea de Enkinter, un campesino, para cruzar de ciudad en ciudad, tenía que pasar por una niebla siniestra. La gente que cruzaba no volvía a salir. Era blanca, muy espesa y tenía unos ojos rojos.

La leyenda decía que una bruja maldijo a esa aldea llamada Enkinter porque habían quemado a la hermana de la bruja. Entonces la bruja se enfadó tanto que para provocar la mismas sensaciones que ella padeció, les maldijo echándoles la niebla para quitarles a sus hijos. Cuando la niebla terminó el trabajo, se dedicó a vagar alrededor del pueblo para siempre.                                         

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: