Niño asesino

Una vez, en Santoña, en  San Antonio, un señor que pasaba por allí, cayó rendido. Un niño echó a correr, todos pensabamos que se había desmayado, pero le habían clavado un cuchillo. El niño que echó a correr  era de mediana altura y con el pelo negro y corto. A los diez días se entregó. Y se rumoreaba que el apuñalado era el padre del presunto asesino.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: