Gaviota

Érase una vez, un  niño llamado Alejandro, estaba jugando al balón en el pasaje de Santoña, cuando de repente vino una gaviota y se llevó el balón. Alejandro estaba con sus amigos Iván y Alex y estuvieron persiguiendo la gaviota hasta que soltó el balón. Pero el balón estaba pinchado, Alejandro cogió el rifle de balines y le metió un tiro en la cabeza y la dejó tonta. Se fue a casa con sus amigos y se quedaron a dormir juntos en  en el chalé  de Alejandro.

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: