Perdidas con Asterix

Hace unos años, fui a París.

Un día soleado, mientras paseábamos por las grandes calles de dicha ciudad con destino al parque de atracciones de Asterix y Obelix, mi hermana y yo nos perdimos.

Había mucha gente por todos sitios, entonces, mi hermana que es mayor que yo, decidió que fuéramos al aparcamiento donde estaba nuestro coche. El aparcamiento era muy grande pero no había nadie. Entonces nos asustamos.

Entramos en el parque de Asterix y Obelix, y justamente encontramos a un policía en la salida de una de las atracciones que hablaba español. Le preguntamos, él llamó a mi padre, ya que mi hermana le había facilitado el número de teléfono.

Tras varios minutos, apareció mi padre y tras darles las gracias al policía nos fuimos al hotel.

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: