No lo hagas, mi creador

El momento de Tom estaba llegando. Nadie que se encontrara alrededor se lo hubiese imaginado. Era un buen chico, como todos sabemos. Siempre estaba para ayudar, actuar rápido cuando alguien lo necesitaba. Era una gran persona, pero ese mínimo fallo le llevó a un lugar donde nadie quisiera llegar. La muerte ya se veía en sus ojos.

– Un momento, eh, eh!! Sí, tú. ¿Cómo que la muerte ya se veía en mis ojos? ¿Me vas a matar?

– ¿Me estás hablando tú, Tom?

– Sí, soy yo. ¿Te he asustado? También tengo derecho a elegir mi propia vida, ¿no crees? Llevas mucho tiempo escribiendo cada movimiento de mi cuerpo, eligiendo tú mi manera de pensar. Ponte en mi lugar. No es justo. Creo que es mi propio momento en el que me has de escuchar y atender a mi opinión.

– Estoy en un sueño. Seguro. Esto es imposible, solo eres un ser de mi imaginación. Una persona ficticia. Seguro que me he quedado dormido. Cuando despierte nada de esto habrá pasado.

– Que no es un sueño. Es real, aunque estoy en tu mente. Al igual que puedes imaginarme para escribir sobre mi, puedes escucharme en tu conciencia. Por favor cállate y escucha lo que quiero decirte.

– No te voy a escuchar, no voy a creerme nada de lo que me digas. No es real. Déjame, seguiré con la historia.

Todo en la vida de Tom había cambiado. Todo para él se terminó. Respiraba fuertemente, como únicamente podía. Sin fuerzas y sin poder moverse del suelo. La gente solo observaba como los últimos minutos de Tom pasaban. Nadie hacia nada, se quedaron paralizados. No sabían como debían actuar ya que esa situación era muy dura y complicada para todos.

– !Venga, hombre! Déjalo ya. No entiendes que para nadie sería adecuado mi muerte. Yo soy una persona valorada, querida y a la que todo el mundo echaría en falta. Es ilógico lo que estás escribiendo. No me lo merezco. He luchado, he respetado las guerras perdidas, me he vuelto a levantar después de haber sido abatido. Soy una persona fuerte, joven y lista. ¿Tú como escritor y lector crees que tu final está correcto?

– Otra vez tu. ¿Quieres parar de cortarme mientras escribo el maldito final de tu historia, Tom? No quiero escucharte, ni siquiera pensar en lo que me estás diciendo. Creo que no me merece la pena. Es una pérdida de tiempo hablar con un simple “muñeco”.

– ¿Realmente para ti, que eres mi creador, únicamente soy un “muñeco”? No te engañes, sabes que me conoces bien y que yo soy con la persona que pasas más tiempo en tu vida. La persona en la que más piensas mientras estás descansando. Piensas en cómo me vas a vestir, cómo voy a estar de humor, o si ganaré la lucha o la perderé. Y, aún así ¿solo soy un “muñeco”? No se te puede valorar como escritor.

– Vale, vale, ya déjalo. Me ha quedado claro. Te escucharé y valoraré tu opinión. No te aseguro nada, pero creo que seas o no un fruto de mi imaginación tienes un poco de razón. Yo soy tu creador, tu escritor y la persona que mejor te conoce. Ahora me has echo plantearme tu muerte. ¿Te la mereces? No lo creo. Tú siempre has querido lo mejor para los demás y así lo haré yo, porque de una manera u otra, si yo te creé así tal vez sería porque a mí me gustaría ser un poco mejor persona.

– Lo ves. Entonces déjame vivir y disfrutar de mi momento. Ya moriré en el recuerdo de la gente que me pueda imaginar mientras lee tu gran obra. ¡Ah! Y otra cosa antes de irme, para mí si eres una gran persona. Gracias, creador.

– ¡Eh! ¿Te has ido ya? Me parece que sí. Ahora solo estoy hablando yo. Parezco un loco. Continuaré con la historia.

¡Oh! Nadie se lo puede creer. Tom abre un ojo y parece más tranquilo mientras respira. La gente se imagina lo mejor. ¿Tom iba a morir? De repente pronuncia unas palabras

– ¿Creéis que el hombre más fuerte, generoso, luchador, valiente,  amigo de sus amigos, iba a morir dejándoos a vosotros aquí? ¡No estoy loco hombre! Nunca os abandonaré, seguiré a vuestro lado por mucho tiempo más.

 

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: