En un día soleado, Mario iba a su entrenamiento; de pronto, le entró sed, fue a la tienda más cercana a comprar algo de beber y vio que a la dependienta le estaban robando la caja fuerte. Entonces  se dispuso a ayudarla; llamó a la Policía.

Vinieron enseguida. La Policía arrestó a cinco hombres. La muchacha no resultó herida, pero un cliente del establecimiento sufrió algunos rasguños.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de nube roja
Profesor de lengua y literatura del IES Marismas, Santoña, Cantabria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: