Juglares del siglo XXI: El Cid y el león

Fantástico trabajo de los alumnos de 3º ESO.

 

Como Lázaro sirvió a un agricultor, y de lo que le ocurrió con él.

Así fue como llegué a manos de este agricultor famoso en Toledo, que por más tratados cuento mejor amo no me toca, pues este granjero era vegetariano, con su huerta el se valía, para comer y vender, su mujer murió en un accidente cuando iba en la carreta, imagino que a comer carne, Dios me perdone por la burla pero en esa casa sólo se comía verde y a mi no me gustaba, pues siempre he dicho que un buen chuletón y un vino dominan el mundo, aunque pocas veces lo probé.
No vaya su merced a pensar que por topar con un agricultor se me acabaría el hambre, aunque no era falso que me lo ofrecía, pero las verduras nunca iban conmigo.
Un día más acudimos al mercado, donde siempre vendíamos las verduras, mi amo se fue a la taberna, cuando entonces pensé que sería oportuno gastar unos pocos reales en comprar longanizas, el pobre ciego me vino a la mente, pero eso es otra historia, sigamos, tenían una pinta deliciosa pero al agricultor no le pareció así, pues al vérmelas en la mano se le puso una cara de soltar blasfemias, así fue cómo me las cogió de la mano y las apoyó en la mesa de la cocina. ¡Que incrédulo era al pensar que todo había acabado ahí!, pues este me agarró de la oreja y con una sonante patada me echó de su casa.
Entonces fui a la huerta donde había una ventana a la casa, se le veía muy alegre comiéndose las longanizas por las que me había castigado, ¿hacía cuánto no comía carne? pensé yo…
Antes de morirme de hambre decidí irme, pero antes entré al granero, allí tome prestado cierto saco de semillas que vendí por 2 reales. Ese dinero me sirvió para comer un día y seguir caminando lejos de Toledo, ya había tenido bastantes amos allí y ninguno bueno, ¡Dios te doy gracias por librarme de este último otra vez!

Mini brownies

Los alumnos de Audición y Lenguaje se atreven con otra receta, mini brownies de chocolate negro. Para chuparse los dedos.

Caperucita Roja.

Los chicos de Audición y Lenguaje se atreven con Caperucita Roja. Dentro de poco nos ficha Ana. 😉

Tortitas con chocolate.

Los alumnos de Audición y Lenguaje se animan a cocinar y nos han preparado unas ricas tortitas con chocolate. ¿Cuál será la siguiente receta?

Descripción de un cuadro

En este bonito cuadro se pueden ver a lo lejos montañas nevadas.A los pies de esas bellas montañas un bosque lleno de vegetación: pinos, cipreses y pequeñas llanuras. También podemos observar un ancho río por donde sus aguas corren y en el que se reflejan los árboles del bosque y el blanco algodón que surca el cielo. Por el río vemos cruzar una pequeña barca llevada por una joven remera. El color que más destaca en esta imagen es el rojo de la barca, aunque predomine el verde del bosque, el azul del río y del cielo y el blanco de las montañas.Podemos suponer que es una hermosa primavera, ya que la nieve de las montañas se encuentra solo en las cumbres y la vegetación del bosque es muy verde.

El paisaje de este cuadro es un tesoro porque es rico tanto en naturaleza como en color.

 

Descripción del cuadro “la niña llorona”.

Hoy os voy a mostrar el cuadro de la niña llorona.Este cuadro como podemos observar, tiene la ilustración de una niña de cara ancha, rojiza, desconfiada, triste y redonda. Su frente es amplia y lisa, sus ojos como soles, azulados, intensos, lagrimosos y tristes. Le corren unas lágrimas por las mejillas que nos muestran que es una niña triste . Tiene una nariz chata y redonda. Como podréis ver en la foto, tiene una boca pequeña y redonda, unos labios carnosos y gruesos. Su cuello es corto y fino.Tiene unas mejillas redondas, también algo caídas, las cejas las tiene finas y separadas. Tiene una tez blanquecina. Su cabello parece sucio, algo descuidado, rubio y rizado.  La niña parece tranquila y triste. La verdad que bastante preocupada. Es una niña muy generosa y agradable. Esto es todo lo que puedo deciros sobre el cuadro.

 

Los árboles genealógicos de Audición y Lenguaje.

La persistencia de la memoria [Miguel Rueda]

Parece una playa al anochecer. En el centro, aparece una extraña figura que predomina sobre todo el cuadro y una gelatinosa cabeza con un ojo cerrado. De la cabeza sale una enorme nariz de la que cuelga una lengua carnosa.La figura carece de boca. Sus “piernas” se pierden en la oscuridad.Esta silueta duerme tendida en la arena. Pienso que el autor ha podido reflejar en el un retrato distorsionado. Tiene encima un gran reloj de bolsillo que parece estar derretido. A la izquierda, sobre lo que parece un suelo de madera elevado, encontramos otros dos relojes de bolsillo: uno pequeño, cerrado, sobre el que se amontona un grupo de hormigas; el otro reloj, grande, abierto y curvado, sobre este pordemos observar una abeja. El gran reloj se escurre por el borde de la madera. Al final de la madera nace un árbol roto,sin hojas y con una sola rama de la que pende un tercer reloj blando. Al final del paisaje encontramos un rocoso acantilado muy iluminado.

 

PD. Mire en wikipedia información sobre el cuadro y, por lo que leí, Salvador Dalí se inspiro para hacer los relojes “blandos” en los quesos Camembert.


El mimo de Audición y Lenguaje.

A %d blogueros les gusta esto: