Aquel cautivo. (Oda al vibrador)

Contigo la noche es amena,

eres mi firme y verdadero enamorado

porque solo tú haces que me sienta llena

y solo tú consigues que quede todo olvidado.

En que estás y estarás siempre puesto

y aunque yo a ti no te vea

deberías saber ya lo que siento,

que estás tú cuando nadie me desea

y mis labios están cortados a tu medida,

pues eres el terremoto en mi desierto

y aunque no sienta cuando te vas

siempre en ti yo encuentro el placer y el gusto…

¡Oh! Vibrador cautivo.

 

El móvil

Aparato imprescindible,

nos despiertas de alegría

cuando hay melancolía

de una forma increíble;

cada año un nuevo tipo

que te quitará el hipo,

cada año un nuevo modelo

que hasta conjunta con tu pelo,

aún esperamos un nuevo prototipo,

o por lo menos un anticipo.

 

 

 

Oda al móvil

Tú, que siempre estás ahí cuando lo necesito,

tú, que me iluminas la cara por la noche,

tú, que me permites hablar con mis amigos,

tú, que no me guardas ningún reproche.

Twitter, tuenti, facebook y whatsapp.

Hablo con todos desde el sillón de casa.

No tengo que ir a la biblioteca,

porque tengo internet en la tarjeta.

¡Oh, móvil preciado! En mi bolsillo siempre guardado.

 

España en caligrama

Oh España querida,
la tierra de mi corazón ,
no puedo estar sin decirte
que para mí eres la mejor.

Tampoco sin nombrar
tus provincias y tu valor,
y para que sepas España querida,
que pese a estos tiempo de dolor,
seguirás siempre estando,
SAM_0280 aquí en mi corazón.

 

‘Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo’.

Una vez un mentiroso y un cojo echaron una carrera. Ganó el mentiroso.

 

La marcha atrás

Estaba seguro de que funcionaba. Siempre estaba concentrado, pensaba «uno, dos, ….cuarto» pero ese día ella tuvo que hablar y claro, me desconcentré un momento y chocamos.

 

P’al caso patata

¡Extra! ¡Extra! Cocinero detenido por haber hecho una tortilla con huevos recién puestos.

 

Oda al aspirador

El cable siempre por medio,

cuando gracias a tu ruido molesto

salgo diciendo ya despierto:

– No encuentro lo bueno de esto,

un aparato que molesta al resto.

Aunque viéndolo por otro lado,

ayudas a limpiar,

eso a lo que llaman hogar.

Y para terminar,

unos dias después,

volvemos a empezar.

 

 

 

 

Oda al ordenador

Máquina de mil funciones,

que de todas pocas utilizamos

y para bobadas la mayoría lo usamos.

Esencial para las comunicaciones,

aunque sin Internet ni yo lo miraría,

y alojando polvo lo dejaría.

Con todas esas utilidades,

que algunas olvidadas están,

y que poco beneficio le dan,

salvo para adquirir nuevas capacidades.

 

Historia del amor

 

Tuvimos mil pensamientos, hubo cientos de miradas, pasó mucho tiempo,

el día se acercó, tuvimos un encuentro, notamos un contacto,

se liberó una gran tensión, apareció un sentimiento… ¡se formuló una palabra…!

¡amor!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: