Continuación del Cid Campeador

Muy temprano los infantes, se vengaron del campeador;

maltratando a sus mujeres, hijas del campeador.

Al enterarse el mio Cid,  le embarga el dolor;

“bien sabe el señor que ellos pagarán la traición ”

A los yernos apresaron los del Cid Campeador.

para que el rey les castigara, a los de Carrión.

Los cobardes, aún se atreven a pedir perdón

y con súplicas y llantos ruegan el Campeador

patrañas y lloros no ablandaron su corazón.

El rey al ver esto, al Cid deja la decisión

nuestro valiente guerrero pensándolo la tomó:

“Ni riquezas ni títulos para los de Carrión”

Humillar a unas jovenes por sentir solo amor

y tener por pecado ser hijas del Campeador.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: