Nuestra playa…

Me quité los zapatos. Comencé a andar. La arena tocaba mis pies, la sensación más relajante del mundo. Subí la última duna. Ahí estaba. La playa, nuestra playa. Todo seguía igual. Junto al mar seguía aquella barca roja y blanca, en la que según tú huiríamos de aquí, del mundo, para vivir en un mundo donde solo existiéramos tú y yo. Me acerqué a ella, apoyándome seguidamente a la palmera que estaba a su lado. La acaricié, la olí, la  sentí… Sin duda, aquella fue la noche más bella del mundo. Luna llena, miles de estrellas, un amor, y dos personas… Miré al suelo, y vi un coco. Antes la palmera no los tenía. Su color marrón oscuro congeniaba perfectamente con el color ocre de la arena. Me senté en la poca hierba que había, estaba cansado de tantos recuerdos. Pero era imposible no acordarse de ella. La mar era de agua cristalina, la más bella que jamás había visto. Vislumbré el acantilado del fondo, del mismo color negro que la última vez, pero un poco más erosionado y me encaminé hacia él. El camino se me hacía larguísimo si no era con ella, pero por fin llegué. Subí por el empinado camino que había para dirigirse hacia el faro que se encontraba en la punta del acantilado. Era inmenso. Los rayos del sol incidían directamente contra él, haciendo que el blanco tan intenso de su contorno me hiciera parpadear. Estaba cerrado. Rodeé el faro situándome en la parte delantera. Era precioso. Se podía ver la playa, el mar, e incluso se veían los delfines saltando a lo lejos. Después de pasar allí sentado media hora decidí volver, estaba empezando a atardecer. Cuando llegué hasta la barca de nuevo, el cielo brillaba pintado de tonos naranjas y rojos, y en él volaban gaviotas de regreso a casa. A ella le hubiera encantado haber estado allí. Me quité la ropa, y entré en aquel mar de agua helada. En él se reflejaba el color del atardecer. Cuando ya se hizo de noche salí del agua, y me sequé con una toalla azul, que había posado en la barca. Me volví a poner la ropa y me tumbé en la arena. Dio la grandísima casualidad de que también había luna llena, también había miles de estrellas, y también había un amor todavía vivo, pero no dos personas… El dolor se derramó por mis mejillas en forma de lágrimas… Me quedé dormido observando la noche, sus estrellas, su inmensidad… A la mañana siguiente, desperté abrazado a aquella triste sirena… Aquella triste sirena llamada añoranza…

Anuncios

Un Amor Imposible

Me llamo Nicole y os voy a contar una historia de cuando tenía diecisiete años.Un día paseando por la playa conocí a un chico del cual me enamoré y empecé una relación, teníamos que andar como a escondidas porque aparte de la diferencia de edad ya que él ténia casi once años mas que yo,  sus padres y los míos eran de diferentes culturas y mis padres eso no lo aceptarían ya que en mi cultura solo me aceptarían una relación con un musulmán , yo era musulmana y él español ,  al igual que de diferentes creencias y por ello no aceptarían  esta  relación y me  separarían de él.  Íbamos a cumplir un año y medio cuando Vinny, cansado de estar escondiendo nuestro amor, decidió presentarse a mis padres.  Tras estar hablándolo un rato decidimos quedar al día siguiente para cenar con sus padres y los míos. Quedamos en la puerta a las nueve, y cuando apareció Vinni les dije a mis padres que comeríamos con ellos. Nos sentamos en la mesa, pedimos lo que íbamos a comer, estaba a punto de decirlo, pero los nervios pudieron conmigo, estábamos por el segundo plato cuando Vinni se lanzó y lo dijo todo, mis padres no se lo podían creer, me miraron con cara de decepción y me preguntaron que si éra verdad, yo lo afirmé y mi padre me soltó un  guantazo, entonces es ahí cuando empezó la bronca; Vinni se levantó y empezó a discutir con mi padre, casi se pegan luego mi madre empezó a decirle a su madre que todo era culpa de ella por no haber criado bien a su hijo…¡bueno eso era un caos! Cuando llegamos a casa mi padre me volvió a pegar y me echóuna buena bronca, me dijo que si me volvía a ver con Vinni me mandaría a mi país con mis tíos y de momento me castigaron sin salir. Nosotros no les hicimos caso y nos veíamos cuando yo podía; al salir del instituto, cuando iba a hacer la compra y algún día que otro que me dejaban salir. Pero un día nos vio mi madre y ya la cosa fue a peor se lo contó a mi padre, pero él en vez de mandarme con mis tíos decidió casarme con el hijo de unos amigos de mi padre. Al día siguiente se lo conté a Vinni y se cabreó muchísimo, pero no podiamos hacer nada. Pasamos lo que creimos nuestro último día juntos, fue el día más bonito de mi vida pero a la vez él más triste. Faltaban dos semanas para el casamiento cuando una noche Vinny  se escapó de casa y vino a la mía, tiró una piedra a la ventana, me asomé y bajé, cuando pensé que le había perdido volvió. Me propuso escaparme con él, pero le díje que no que era muy peligroso y  si por algún casual mi padre llegara a enterarse me mataría , pero él me dijo que al día siguiente a las siete de la mañana se iba a presentar en la puerta de mi casa y que esperaría hasta menos cuarto. Al final me lo pensé y decidí irme con él, hice la maleta, me puse el despertador y me eché a dormir. Cuando bajé y le vi allí esperandome se me aceleró el corazón y sentí un cosquillleo por mi tripa, no me lo podía creer me iba a escapar con mi novio lejos de aquí. ¡Estábamos tan enamorados! Esa ha sido la mayor locura que he hecho en toda mi vida. Mis  padres llamaron a la policía, estuvieron buscándonos meses y meses y no nos encontraron ya que los únicos que lo sabían y con quienes no habíamos perdido el contacto eran los padres de Vinni. Al año siguiente decidí llamar a mis padres y contarles todo,  aunque les costó asimilarlo, al final me entendieron y nos arreglamos, al final volvimos un par de meses para estar con los padres y recuperan todo ese tiempo. A los dos meses volvimos a España y allí iniciamos una nueva vida juntos.

Ahora tengo veintidós años y Vinny treinta y cinco años, estamos casados y esperando gemelos, ¡¡somos muy felices!!


Escondido en el fondo de mis recuerdos…

Día de lluvia. Sola en mi casa sin nada que hacer. Busco algo que consiga hacerme pasar el rato. Allí está, mi mesita de noche. El primer cajón, una caja de pañuelos, un par de cartas, y una goma de pelo. El segundo, nada, polvo… Le doy la vuelta a la mesita, por detrás, una puerta secreta que hice para guardar las cosas que no quería que nadie viera, o que simplemente yo no quería ver. Última vez abierto, 4 de noviembre de 2010. El mismo día que… No quiero pensar en eso.  Lo abro… Un diario. Escondidos en aquellas hojas, están esos recuerdos que alguna vez intenté olvidar…

Hojeo las páginas, y con los ojos cerrados decido pararme en una. Comienzo a leer:

1 de Noviembre de 2010

                Quiero hacer de esto un mundo diferente, en el que estemos tú, yo y nuestro amor. Una cadena que nunca puede romperse. Prometí llevarte toda mi vida en el corazón y así lo estoy haciendo. Pensar en ti hace que mi corazón palpite cada día.  Si me coges la mano, tranquilo. Nunca te soltaré.

Lágrimas, formadas de amor, recuerdos, y sensaciones, caen por mis mejillas. El intento de olvidarlo, es en vano… El primer amor; imposible de olvidar. Decido leer la última hoja escrita:

4 de Noviembre de 2010

                No lo entiendo, lo nuestro era amor… Yo le quería, y le quiero… Pero él a mí no… ¿Cómo es posible que me hagas esto? ¿Cómo es posible que te vayas con otra? ¿Cómo es posible que hace tres días estuvieras enamorado de mí y ahora ya no me quieras? Te odio… Te odio más que a nada en este mundo… Y prometo no volver a enamorarme nunca… Tú me has enseñado a odiar…

 

No puedo más. Me tumbo en la cama. Un dolor en mi corazón hace que te recuerde con más fuerza, tanta que parece que me vaya a explotar tu recuerdo en la cabeza. Quiero creer que ya no me duele, que ya no te quiero… Pero las lágrimas de mi almohada, son confidentes de lo que todavía siento por ti… Algo más que amor…

Cinco meses después

  Después de tanto tiempo, al fin vuelvo a ser feliz, al encontrar a otra persona que consigue hacerme sentir lo que ya daba por perdido. Sentir esas mariposas que siento al estar contigo, perder el control en la playa, con esa luna que cada noche nos mira siendo testigo de un “Te quiero” de verdad, de caricias infinitas, de besos que se lleva la marea… Porque como ya pude comprobar la mayoría de las veces nada es eterno, pero mientras pueda aprovecharé cada segundo que pueda estar a tu lado.

Romance de Tarde Otoñal

Un día lo conocí,

Yo estaba paseando,

Unos pájaros cantaban,

Y él estaba en un banco.

Cálida tarde otoñal,

Dos miradas se cruzaron,

Miles de hojas por los suelos,

Y nos fuimos acercando.

Arreglamos el ambiente,

Poco a poco, paso a paso,

Nunca he pensado algo así

Y sus manos me agarraron.

Rap lirics: Un antes y un después

Tu mirada me inspira clamor,

mientas tu corazón me ofrecía en pequeñas dosis un poquito de amor.

Miles de lloros y sollozos por una misma cuestión,

el amor amigo y enemigo de nuestro frágil corazón.

Nuestros besos clavados en mi memoria,

lágrimas llenan hojas,

esas hojas cuentan mi historia,

sus abrazos me hacían sentir en la gloria.

Y es que no puedo olvidarme de una persona tan bella

mi vida cobra sentido porque tú estás en ella.

Y olvidarme de ti me ha costado

por fuera estoy bien pero por dentro destrozado.

Yo siempre he tenido curiosidad por las estrellas

esas cosas que brillan en la oscuridad con tanta claridad,

que laten con precisión al igual

que cuando te veo late más rápido mi corazón,

hacia ti siento obsesión, atracción, adoración, pasión,

afecto, afición, amistad, aprecio,

cariño, humanidad, idolatría, debilidad,

dilección, dignidad y también ternura

¿cómo puedo sentir eso hacia una pequeña estructura?.

Para mí conocerte fue un momento mágico

pero despedirme de verdad fue el momento más trágico.

Y ahora no buscas mi mirada

huyes de mi cuando me ves

y es que en nuestras vida hubo un antes y un después.

Un antes lleno de besos entrantes

y un después lleno de recuerdos escalofriantes.

Un después en el que te he olvidado

aunque me haya costado

yo sigo de mi lado mirando de cara al día

y creando verdadera poesía.

Mis ideas forman una secta,

mi rap una complicada obra de ingeniería perfecta,

una pequeña obra maestra.

La felicidad es discontinua,

pues solo viene a ratos, viene a tramos.

No sé porque esto sólo a mí me toca

me ves infeliz y tu en cambio con una sonrisa en la boca.

Pensar en ti,

no,

pues sería masoca.

La J is my favourite letter

siempre he sido fanático del doctor Hanibal Lecter.

Mi grupo favorito se llama Ramstein

soy un seguidor de Albert Einstein.

Me despido con un corazón curado,

con un corazón aliviado.

Cuartetas del héroe enamorado

Tras ganar mil guerras o más
nuestro héroe soñador
no sabía por qué luchar
pensando en su gran amor.

Amor por el que luchaban
en contra de sus destinos,
lejos por la gran distancia
que separa sus caminos.

Caminos que pronto andarán
para siempre ya juntarse
compartir toda su vida
y nunca más separarse.

AMOR IMPOSIBLE (romance y coplas)

Copla

Me dejaste en mi soledad

solo, triste, mi corazón,

que duro es estar lejos

sabiendo que eres todo amor.

 

Romance

Tendré que alejarme de ti

cumpliendo parte en el juego

no siendo capaz de querer

y poder verte de nuevo.

Quiero volar alto, alto

para que me veas contento.

 

Copla

Da una razón para volver,

te tendré siempre presente

recordando cosas buenas,

por eso digo hasta siempre.

EL AMOR ES

El amor es sinceridad

El amor es amabilidad

El amor es unidad

El amor no tiene fecha de caducidad.

 

El amor es un sentimiento

Es verdad yo nunca miento

El amor no es inventado

El amor es apasionado.

El rap …(L)

Solo tu  mirada

me hace levantarme cada mañana

solo tus besos

hacen temblar mis huesos

solo pensar que puedo perderlo

caen las lagrimas con tal de no verlo

cada minuto que pasa

me robas más el alma

me gustaría levantarme cada mañana

contigo para ver la luz del alba

si por mí fuera

yo te besaría

yo te amaría

con solo pensar que yo te tuviera,

mi vida alumbrarías

hoy me asomo a la ventana

y veo como el día pasa

las verdades duelen y me duele ver que no estás

¿vendrás?

los árboles de mi alma no tienen hojas

las montañas están oscuras

me siento sola:

ola, mariposa, caracola.

TE AMO y no me alejo ni un paso

Y es que yo te amo,
por eso te regalo un ramo.
La primera vez que te vi,
empecé a fijarme en ti.

Eres como un higo paso
y por eso no me alejó un paso.

A %d blogueros les gusta esto: