Irse a Madrid y otras columnas

Su autor es Manuel Jabois (Sanxenxo, 1978), periodista y columnista de Diario de Pontevedra, que colabora con Elmundo.es, Onda Cero y Jot Down, pero sobre todo se trata de un tipo divertido. Recoge en este libro sus mejores columnas, que a mí me recuerdan a Umbral casi siempre y a ratos a Larra.

De cualquier nimiedad cotidiana elabora una pequeña disertación, plasmada de ironía y alegría, que te lleva a pensar que este hombre es un auténtico desastre, sí, pero transmite las verdades de la vida a las que el común de los mortales no sabemos poner palabras. Por ejemplo, en la columna que da título al libro, “Irse a Madrid”, nos comenta como todo el mundo se empeña en que, si quiere escribir, debe ir a Madrid, como si hoy en día no se pudiera escribir en cualquier otra parte o como si en Madrid lo estuvieran esperando a él para oír su opinión.

En definitiva, es un libro muy recomendable ya que este Manuel Jabois es un tipo peculiar, gracioso y con un talento digno de elogio, pero si no os fiáis de mis gustos o no os queréis arriesgar a gastar los 12 euros que vale su libro, echad un vistazo a su página web, allí encontraréis sus columnas (www.manueljabois.com). Leedle y juzgarle por vosotros mismos.

Anuncios

CRÌTICA DE LA CLASE DE LENGUA

No me ha gustado mucho porque he tenido que estudiar mucho . Yo cambiaría a muchos de mis compañeros , cuyos nombres no voy a mencionar. Yo pensaba que era más o menos como el colegio, aunque ya me dijeron mis padres que no era como el colegio, yo estaba equivocada, es muchísimo más duro , porque si no te pones las pilas desde el primer momento puedes suspender. Pero más o menos me han gustado varias cosas, como la radio , que fuimos  a cantar nuestro rap, la antología que fue muy divertida, y todos los textos que haces para la antología han sido muy divertidos y emocionantes escribirlos .

Crítica sobre la clase de lengua del curso 2010/11

La clase de lengua es de las más divertidas del curso por los comentarios graciosos de los de siempre (Christian, Jose Luis y yo).

Lo bueno es que a veces vamos a la radio a grabar un rap o a la sala de informática a subir textos a Etcétera.

Lo malo es que el suelo del pasillo está muy frío y como paso más tiempo fuera que dentro.

Este año la clase de lengua ha sido mejor que la del año pasado en 6º pero no es un cumplido pues cualquier cosa es mejor que eso.

CRÍTICA TEATRAL DE “La maleta de Federico”

Os voy a hablar de una obra teatral llamada “La maleta de Federico”, que fue interpretada el viernes 15 de abril a las 11:45.
Me ha parecido una obra muy divertida y muy bien representada. Los actores muy bien elegidos, pero a los demás alumnos no les gusta que siempre actúen las mismas personas. Por lo demás bien, sobre todo en la escena en la que Samuel hace de policía, se notaba que se lo había trabajado y que se lo sabía todo de memoria. Para mí es el mejor actor que ha tenido la obra junto a Román, que hacía de Federico y todos nos tenemos creído que era de verdad en vez de un teatro.
Estoy muy contento con la obra, que ha sido fabulosa, y creo que a los del público también les ha fascinado.

Crítica de “Cuando Hitler robó el conejo rosa”

El siguiente texto es del resumen del libro“Cuando Hitler robó el conejo rosa´´:

El libro se basa en cómo una familia judía intenta escapar de los nazis. Los protagonistas son Ana y su familia; su hermano Max, su madre y su padre. Para escapar pasan por varios países, que son Suiza, Francia (en París) y, por último, en Inglaterra (en Londres).

El padre de Ana es escritor, escribe artículos en un periódico alemán sobre la rebeldía nazi. Además de escribir en periódicos, también escribe varios libros que luego son quemados por los nazis. Ana debe elegir entre su conejo rosa de peluche o una caja de juegos con la que suelen jugar ella y Max, en la que entran juegos variados, poniendo como ejemplo el ajedrez, parchís, la oca, el dominó… para llevárselos a Suiza, donde pasarán un largo año. A pesar de que Ana había pasado su larga infancia con el conejo, prefiere llevarse la caja de juegos.

En Suiza la situación económica de la familia desciende y les obliga a marcharse a otro país, en este caso a Francia. Ana hace amigas y aprende francés en un par de años. Como pasó en Suiza , no había trabajo, solo una pequeña empresa de un periódico parisino donde el padre de Ana no ganaba lo suficiente. El padre escribió un pequeño guión de cine que aceptaron en Londres, sometiendo a la familia a irse a ese país.

Opinión personal: El libro me ha gustado, pero ha sido demasiado repetitivo, cambiándose de una ciudad a otra. Recomiendo que le leáis. Es muy educativo, con él he aprendido muchas cosas.

A %d blogueros les gusta esto: