Narración de viajes: De paseo por Zaragoza

Estábamos en Zaragoza. En el momento en que llegamos, nos encontrábamos en la parada de autobuses. Marchamos para el centro cuando vimos un precioso edificio: era la Catedral del Pilar. Pero en un intento de disuadir a mi tío para poder entrar, este me soltó un – ¡No! que debemos ir a la torre del agua.

Y así fue, tras 10 minutos en autobus, allí nos encontrábamos, en la Expo de Zaragoza ‘ 08. Aquella maravilla, nos dejó fascinados. Era una grandisima plaza atestada de edificios, atestados de pabellones, atestados de gente de numerosos países; ¡Aquello era fascinante!

La torre era altísima, y en su interior colgaba un conjunto de esculturas que formaban gotas cayendo desde el techo, hasta casi la planta baja; ¡Aquello tenía 30 pisos, por lo menos! Por la ventana pude divisar un simulacro militar, más tarde, los soldados juraban bandera.

Eran las 13:30 y un grupo de mujeres de origen africano, todas ellas desnudas, estaban metidas en una extraña piscina. Todas ellas golpeaban la agua cristalina formando, así, una música que parecía ser tradicional en su país.

Por la noche, se lanzaban fuegos artificiáles. Yo los veía desde el pabellón español. Al final, me quedé dormido.

Al día siguiente, me desperté y bajé a la cafetería a desayunar. ¡Menudo manjar! Allí había de todo: Bollos rellenos de chocolate, croissants, pan caliente, tostadas… ese día me puse las botas, pero de verdad.

La vuelta a casa fue muy aburrida, ya que eran 6  horas en autobús y me iba del sitio mas divertido en el que había estado en toda mi misera vida. Llegué a casa tras contemplar hermosos parajes, como una especie de desierto o unas hermosas preciosas praderas. Todo volvió a ser normal.

Anuncios

De viaje por España

Un viaje inolvidable a Santorini

Viaje a Amorosi, Italia.

El diario de viajes de REBECA

El día uno de agosto me embarqué con destino a París  con la ilusión de poder hacerme conocer como cantante.

Me presenté a un casting,  pero al ver que todos cantaban y hablaban en francés,  me tuve que retirar, por que yo  no les entendía.

París '' la ciudad del amor''

París '' la ciudad del amor''

Querido diario:

Hoy he intentado presentarme a un casting, pero me tuve que retirar, a cuenta de que yo no sé francés, y no entendía nada. En el casting vi a un chico que se llamaban Kiko, no sé si hablaba mi idioma pero sí sabía algo: que me había enamorado. Pero al fin y al cabo la verdad es que no le volvería a ver, porque me voy a ir a Italia a probar suerte otra vez.

 

 

 

 

El 5 de agosto me fui en tren hasta Italia, canté, toqué y bailé, pero no dio resultado, ni la gente se paró para mirarme, ni representantes, ni amigos que me animen: solo mi diario. Pero, de pronto, lo vi. Era él, seguro, el amor de mi vida, era Kiko. Intenté acercarme pero cada vez que me acercaba se iba más lejos de mí.

Pasé por  La fuente de Trevi.

 

la fuente del amor

Querido Diario:

Por segunda vez vi a Kiko, me fui a acercar pero él me esquivaba, pasé por la fuente del amor, tiré una moneda para ver si se hacía mi deseo realidad pero no se cumplió, pedí que Kiko me hablara pero no  se paró siquiera.

Te he traído una foto de la fuente con una rosa roja.

 

 

 

 

El 7 de agosto me fui en avión a un spa de Hawaii, a relajarme con las aguas termales. Después de las aguas me dieron un relajante masaje y luego me fui a la sauna. Hable con las chicas que estaban conmigo en la sauna, fue un dia muy tranquilo y al final, me enseñaron a bailar el jula jula.

el spa más relajante

 

 

Querido Diario:

Hoy a sido un día muy tranquilo en el spa de Hawai. Estuve en las aguas termales y ningún rastro del amor de mi vida, pero estuve muy traquila.

Bueno, me voy, adios.

 

 

 

 

 

Me voy a New York a ver a amigos y familiares, a que me den esperazas de conseguir ser una cantante famosa, pero antes me voy a ver la estatua de la libertad.

la libertad

 

 

Querido Diario:

Hoy me han dado esperanzas de ser una gran cantante, pero esta vez me parece que o volveré a ver a Kiko, yo le amaba pero él no sé si me quería, me duele en el alma que no me llegara a conocer.

A verer si tengo suerte en Los Ángeles.

 

 

 

 

 

Bueno, estoy en los Ángeles, me voy a  Hollywood, a probar suerte por última vez, vi a Kiko y le dije que por qué no me hablaba y me dijo que porque no me conocía, y le dije que quedáramos para hablar y me dijo que vale.

 

 

Querido Diario:

Estoy ilusionada porque he quedado con Kiko y he hablado con él por primera vez.

Probé suerte y me dijeron que me enviarían una carta para decirme si me aceptan en el programa de talentos de Hollywood.

 

 

 

 

Me enviaron la carta y me decía:

Querida Rebeca, ha sido seleccionada en el programa de talentos como estrella principal.

Me puse como loca y, claro, con Kiko la cosa marchaba, hasta ya quedábamos para salir por ahí.

Y esta es la historia de mi vida como cantante.

 

VIAJE A EGIPTO

El 14 de febrero fui a Egipto, después de un largo viaje de Santander a Marsella en avión. En Marsella me comí una pizza y de postre unas crepes. De Marsella a Valencia fuimos en autobús, en Valencia nos fuimos a ver un partido del Valencia contra el Atletico de Madrid. De Valencia a Tanis, en barco. En Tanis, una ciudad de África, nos hicimos fotos con todo lo que veíamos. De Tanis a Egipto fuimos en avión, en Egipto estuvimos en la Esfinge, que tiene la nariz rota, y un chino que pasaba por ahí nos sacó una  foto con la Esfinge y la pirámide de detrás. De Egipto viajamos a Sharm el Sheikh y en Sharm el Sheikh estuvimos toda una semana. Cuando lleguemos a casa nadie nos reconocerá de lo morenos que estamos.

ESFINGE Y LA PIRÁMIDE

Mi crónica de viaje

El día 7 de julio, por mi cumpleaños, me fui a New York con mi hijo y mi hija. Mi novio ya estaba allí.

Quería que me reconocieran como novia de Enrique.

 

 

 

 

 

 

 

Estoy en la estatua de la libertad la tengo a mi lado. La guía es Inglesa. No la entiendo la mitad de las cosas que me cuenta, la verdad. Algunas entiendo, como la comida, etcétera. Bueno, ahora estoy en mi hotel en la cama escribiendo. Ahora ya no sé qué más cosas contaros de hoy, así que hasta mañana.

 

 

 

 

 

 

 

Hoy es día 12 de octubre, cumple de  mi marido Enrique, me he ido hasta Los Ángeles. Todos juntos mis hijos han estado en las atracciones.

 

Hoy hemos estado en las atracciones,  nos lo hemos pasado genial, nos hemos encontrado con Rebeca Ruiz. Hacía tiempo que no la veía,  la verdad, ha sido hace un instante pero no sé qué contarte, así que hasta mañana que volvemos a casa.

 

 

En busca del tesoro de Angola

El otro dia me contaron que en Angola, un pais de  África, hay un tesoro. Yo era un niño de solo 12 años. Era un gran aventurero desde los 11 años, pero mis padres no me dejaban ir con Pepe. Sin embargo, fui con otros amigos llamados: Borja, Sergio, Abel y Mario.

Días más tarde, marchamos hacia África. Tardamos una semana y un día en llegar hasta Angola. Segun llegamos, nos tuvimos que comprar una escopeta pero a Mario, al segundo día, se le rompió. Mario tenía miedo de que le mataran enseguida. Meses más tarde llegamos a nuestro destino. A Mario le atacó un león pero no le pudimos atacar porque era muy rápido y ágil. Compramos unas cuerdas de espeleología. En una cueva  que en la vida había sido explorada nos aventuramos.  Encontramos el tesoro de los pirátas de Angola.

Cuando volvimos, vimos a Mario sangrando y le dejé subirse a mi coche. Me lo ensució todo pero me daba pena.  Llegamos a España. Éramos los más ricos porque el tesoro era: 9.876.543.219.877.474 de €.

UN VIAJE A PARIS

Un día me fui a Paris de viaje con destino principalmente a Disneyland, el parque de atracciones. Cuando llegué no sabía nada de francés y me fuí al hotel. Estaba guapísimo: fui con Mario, Luis, Borja, Rivas y Jessica. Cogimos un hotel que estaba muy genial

Luego nos fuimos al parque de atracciones y nos sacamos una foto con Miki Mouse, estaba muy gracioso. Nos subimos en todas las atracciones. Fuimos en mi coche, que era un poco pequeño pero todos se quedaban mirándole. Era este:

Cuando nos bajamos del coche nos fuimos directos al parque de atracciones, a una atracción en especial llamada Supermán duraba muy poco pero estaba ¡guapísima! además en una curva, que era por donde más rápido pasabas, había una cámara de fotos que te sacaba un a foto y salías con unas caras super graciosas. Luego podías comprar tus fotos por cuatro euros, eran un poco caras. Luis, cuando iba a una atracción, se cayó de culo porque estaba muy mojado, todos nos empezamos a reir, y él se enfadó, luego Mario quería ir a una atracción que se llamaba Rio Bravo. No ibas sujetado, a Luis le daba miedo pero al final le convenciomos para que subiera. Luego,  cuando nos subimos a la barca, Mario se resbaló y se cayó al agua. Se caló entero y encima la barca se le escapó. Cuando nos aburrimos de estar todo el rato jugando, nos fuimos en mi super coche al hotel. Aparqué el coche en al aparcamiento y nos fuimos a comer, mientras Mario seguía allí.

Cuando comimos, y descansamos, bajamos a la calle para coger el coche; estaba estrellado contra la pared.Este era el aspecto del coche después del accidente, ya supimos  quién fue: Mario. Después de echarle la bronca a Mario, nos fuimos a comprar otro coche.

Como no quedaba mucho dinero solo pudimos comprar un coche bastante feo.Y con este mismo coche nos fuimos para casa, fueron unas vacaciones bastante divertidas pero lo único malo fue el coche que trajimos.

Un viaje a Cuba

02-02-12

Hoy viajo para Cuba en barco. Va a ser muy emocionante porque voy a conocer distintos archipiélagos e islas. Conocí varias islas como Las Islas Canarias, Islas Cabo Verde, Tenerife,  La Palma,  La isla del Hierro. Por suerte yo tenía un primo en la isla de Tenerife llamado Dánel. Él me enseñó la isla  hasta que salió el barco, después fui a la isla Madeira. Allí estaba mI tía llamada Leticia.  Luego fui directo para Cuba, estaba loco por ver a mis amigos, primos, primas, tios y amigas. Cuando llegué saludé a todos y me fui a dormir. Al otro dia salí con mi coche super guay.

Cuando me desperté, salí a dar una vuelta en mi coche. Luego lo aparqué y me fui a casa a comer. A la tarde me fui para Varadero. Allí me hospedé en un hotel.

Fui con una amiga y con mi primo Adrián. Nos bañábamos todos los días en esta playa.

 

Cuando salí del hotel, al día siguiente, tenía que irme para España. Me despedí de mis amigos y me monté en el coche para que me llevaran para el aeropuerto para venir de regreso a España.

A %d blogueros les gusta esto: