Nuestra playa…

Me quité los zapatos. Comencé a andar. La arena tocaba mis pies, la sensación más relajante del mundo. Subí la última duna. Ahí estaba. La playa, nuestra playa. Todo seguía igual. Junto al mar seguía aquella barca roja y blanca, en la que según tú huiríamos de aquí, del mundo, para vivir en un mundo donde solo existiéramos tú y yo. Me acerqué a ella, apoyándome seguidamente a la palmera que estaba a su lado. La acaricié, la olí, la  sentí… Sin duda, aquella fue la noche más bella del mundo. Luna llena, miles de estrellas, un amor, y dos personas… Miré al suelo, y vi un coco. Antes la palmera no los tenía. Su color marrón oscuro congeniaba perfectamente con el color ocre de la arena. Me senté en la poca hierba que había, estaba cansado de tantos recuerdos. Pero era imposible no acordarse de ella. La mar era de agua cristalina, la más bella que jamás había visto. Vislumbré el acantilado del fondo, del mismo color negro que la última vez, pero un poco más erosionado y me encaminé hacia él. El camino se me hacía larguísimo si no era con ella, pero por fin llegué. Subí por el empinado camino que había para dirigirse hacia el faro que se encontraba en la punta del acantilado. Era inmenso. Los rayos del sol incidían directamente contra él, haciendo que el blanco tan intenso de su contorno me hiciera parpadear. Estaba cerrado. Rodeé el faro situándome en la parte delantera. Era precioso. Se podía ver la playa, el mar, e incluso se veían los delfines saltando a lo lejos. Después de pasar allí sentado media hora decidí volver, estaba empezando a atardecer. Cuando llegué hasta la barca de nuevo, el cielo brillaba pintado de tonos naranjas y rojos, y en él volaban gaviotas de regreso a casa. A ella le hubiera encantado haber estado allí. Me quité la ropa, y entré en aquel mar de agua helada. En él se reflejaba el color del atardecer. Cuando ya se hizo de noche salí del agua, y me sequé con una toalla azul, que había posado en la barca. Me volví a poner la ropa y me tumbé en la arena. Dio la grandísima casualidad de que también había luna llena, también había miles de estrellas, y también había un amor todavía vivo, pero no dos personas… El dolor se derramó por mis mejillas en forma de lágrimas… Me quedé dormido observando la noche, sus estrellas, su inmensidad… A la mañana siguiente, desperté abrazado a aquella triste sirena… Aquella triste sirena llamada añoranza…

Anuncios

EL HORIZONTE DE MI VENTANA

A veces, el agotamiento de las eternas mañanas estudiantiles con el profesor de matemáticas que manda más deberes de la cuenta o los “CI´´en las oraciones sintácticas te dejan que no puedes ni sentarte a ver la televisión, vas a tu cuarto y observas el paisaje que hay tras esa ventana.

Los cristales limpios dejaban pasar los últimos rayos de sol que quedaban del día; el jardín estaba formado por tiestos con hermosas plantas y un cactus enorme lleno de espinas a la derecha. Al lado contrario se sitúa un pequeño espacio de huerta.

El jardín está limitado por una verja de un metro setenta de altura. Después una calle estrecha separa las casas de los vecinos de atrás.

Más lejos, a la izquierda hay un prado, una casa después de este y por último la carretera que llega a Escalante.

El sol ya se había ido, la oscuridad cubría el cielo, las farolas y farolillos estaban encendidos y aparte de los mosquitos y algún que otro murciélago ya no había nada que ver hasta el próximo amanecer.

DESCRIPCIÓN OBJETIVA Y SUBJETIVA: mi madre

DESCRIPCIÓN OBJETIVA.
Mi madre tiene los ojos verdes, la nariz un poco grande y el pelo negro y rizado. No es muy alta, mide 1,64.
Normalmente se viste con pantalones vaqueros acompañados de una blusa o jersey. Le gustan mucho los bolsos y la mayoría de veces se suele poner uno. No le gustan ni los collares ni las pulseras ya que se siente un poco incomoda con ellos, pero sí le gustan los pendientes. Algunas veces también se viste con un chandal, para estar por casa o para ir a dar un paseo.
Le gusta mucho la música y el baile puesto que va a bailes de salón. También hace deporte como la natación en verano, y el resto del año suele ir a andar con mi padre por el pueblo.

DESCRIPCIÓN SUBJETIVA.
Yo la quiero mucho debido a que es una persona muy cariñosa y simpática.
Es muy divertida y alegre, siempre que estás con ella tiene una sonrisa de oreja a oreja en la cara. Es muy trabajarora y ordenada, ya que desde pequeñita ha estado ayudando siempre a su madre, con las tareas de la casa.
De jóven solo pudo estudiar hasta octavo, y pese a eso siempre que le pides ayuda para hacer un ejercicio de cualquier asignatura, ella hace un esfuerzo por comprenderlo y al final logra resolverlo.
Cuando necesito hablar con alguién, debido a que he tenido un problema siempre voy donde ella, porque para este tipo de cosas es muy comprensiva, y de alguna manera siempre lo arregla todo.

Descripción subjetiva: mi padre

Mi padre es un hombre muy simpático y muy majo, tiene un mal genio muy malo, pero a buenas es muy majo. Su aspecto es muy agradable y para mí es como un armario empotrado  porque tiene una espalda muy grande.  Es una persona muy agradable y me gusta mucho ir con el a los karts porque nos picamos mucho en las carreras que echamos y nos lo pasamos muy bien, también sabe jugar al ping pon bastante bien y a veces voy con el a pescar.

Descripción subjetiva de mi primo Esteban

Voy a describir a mi primo Esteban:

Esteban es bajito y delgado. Es guapo, pero con su nuevo corte de pelo ha quedado hecho un desastre. Tiene los ojos de color marrón y una nariz con un largo tabique nasal. Tiene un largo cuello. Es una de las personas más vagas que conozco pero es la persona más graciosa, con la que me puedo echar carcajadas, siempre cuenta hazañas que le ocurren que son graciosas. Es un tipo fuerte, pero delgado, tiene un anillo de 20€ que es muy feo, aunque hay chavalas que a veces se lo quitan. No se puede hablar mucho más de él.

A Esteban le gustan los videojuegos y las armas. Le gusta hacer pesas y cuidar su cuerpo, hay veces que come verduritas fritas. Le gustan muchas películas, como Forest Gump…

No hay nada más que contar, y así es mi primo desde mi punto de vista.

DESCRIPCIÓN SUBJETIVA

Era un hombre trabajador y astuto que había estudiado la carrera digna para llegar a ser lo que era: un profesor de secundaría.

Impartía la materia de matemáticas a sus alumnos de forma elegante. Entraba por la puerta y esperaba a que los estudiantes despistados entrasen a la clase. Después saludaba con una sonrisa diciendo

-Buenos días- y los alumnos contestaban al unísono esas palabras.

Revisaba si los alumnos habían realizado los deberes, en días anteriores mandados, y se sentaba en su silla poniendo los correspondientes negativos. Más tarde corregían los ejercicios sacando -si era necesario- a los alumnos para realizar las correspondientes operaciones.

Luego dictaba la teoría que los estudiantes debían copiar en los cuadernos, ponía los ejemplos y mandaba los deberes que había que hacer para el siguiente día que tocara la asignatura de matemáticas. Cuando sonaba el timbre no nos marchábamos hasta que el profesor decidiera que había que marcharse. Entonces todos salíamos y él se marchaba después a tres posibles lugares: a otra clase, al recreo o a su casa en su coche rojo.

Descripción objetiva y subjetiva: mi abuela.

DESCRIPCIÓN OBJETIVA

Mi abuela es rubia con ojos verdes iguales a los de sus antepasados, no es muy alta pero tampoco baja, tiene una estatura normal. Es ágil para su edad y muy ordenada, tras haber tenido seis hijos está en muy buenas condiciones.

No viste con mucho colorido porque no le gusta llamar mucho la atención aunque no le vendría mal debido a que es muy alegre. Suele vestir con pantalones verdes, negros y marrones, las faldas son mas coloridas pero tampoco mucho. Las camisetas son mas informales y con colores un tanto llamativos. Respecto a los complementos, suele llevar bolsos y bisutería  incluyendo un collar con la foto de mi abuelo.

Su carácter es un tanto especial, porque aunque se enfade no sabe gritar, al contrario, se ríe. El haber tenido tantos hijos la ha favorecido, porque con cada uno de ellos ha aprendido una cosa diferente debido a la forma de ser de cada uno.

De cara a la gente es simpática y muy sociable. Graciosa, muy conocida y lo que muy poca gente sabe es que canta muy bien.

————————————————————————————————————————–

DESCRIPCIÓN SUBJETIVA

Mi abuela es una persona muy importante para mí; es la persona mas importante que he conocido, lo bueno que tiene, es que aunque le demuestres todo el cariño que  tienes, siempre te lo devuelve con una sonrisa muy especial, que te hace pensar en la clase de abuela que tienes.

Nunca ha ido a una escuela, porque cuando era pequeña tenía que ayudar a su madre. Ella dice que la escuela mas importante es la vida, que no te sirve de nada saber sumar, restar o leer si en la vida fallas. Siempre que te dice algo es como si alguna parte de su inconsciente te dijera exactamente lo que quieres oír.

Descripción psicológica: Mi hermana tiene un carácter…

Mitzy es una chica agradable aunque, como toda chica de su edad, a veces tiene unos cambios de humor bastante chocantes. Entre semana suele hacerme reír, no me molesta, le encanta charlar conmigo, ver mis programas favoritos en la televisión mientras comemos gominolas, que ha comprado ella porque tiene uno de esos días en los que no para de sonreír y al final te contagia y te resulta hasta gracioso verla de esa manera porque no estás acostumbrada, pero no siempre es así. Los fines de semana, todo cambia, no suele tener ese sentido del humor tan ¿adorable?, bueno, igual es como a mí me dice un profesor:

-Claro , es que como ya eres muy mayor pues te enfadas.

Es probable que le pase lo mismo a mi hermana, o por lo menos es una teoría mejor que la mía -yo, es que pienso que es bipolar- aunque espero que no lea esto último un fin de semana, porque yo podría desaparecer.
Pues creo que ya os he advertido de cuándo sí y cuándo no podéis acercaros a mi hermana o, por lo menos, desde mi punto de vista. Si no os ha quedado muy claro os lo resumiré:
Entre semana (de lunes a viernes)—>Mitzy es una chica estupenda.
Fines de semana(Sábado- Domingo)—>Mitzy es peor que un gorila cuando le miras fijamente.

DESCRIPCIÓN BASADA EN UNA IMÁGEN: JUSTIN BIBER

justin bieber

JUSTIN BIBER*=)

Justin Biber es rubio con los ojos marrones, tiene el pelo largo y su personalidad

es muy buena. En el fonfo, fondo tiene un gran corazón pero es muy guapo. A la

mayoria de las chicas les gusta… Bueno, que debe ser muy majo.

Descripción Subjetiva: adivina quién es mi amigo.

Mi amigo es una persona alegre, vacilona  y  siempre saca algún tema gracioso. Sus notas son buenas, pero tendría que trabajar un poco  más para que fueran mejores. A simple vista parece perezoso pero se pone serio a la hora de trabajar.

Pasamos a la descripción física, mi amigo es un poco más bajo que yo. Es delgado, tiene el pelo corto y negro. Es  ágil y practica karate, que según tengo entendido se le da bien ya que ha sido campeón de Cantabria.  Le gusta el fútbol pero no se quiere apuntar (mejor para mí, que tampoco me gusta). Le gusta mucho jugar a la Xbox y tiene muchos juegos.

En resumen, es una buena persona y un buen amigo.

¿De quién hablo?

A %d blogueros les gusta esto: