TEXTO TEATRAL: El sueño.

(Era un dia de tormenta y Sara se había quedado dormida)

 

Señor Williams: Sara, ven rápido.

Sara:¿Qué es lo que ocurre? (preocupada)

Señor Williams: Es Milo, tu perro se ha puesto muy enfermo, ha debido de ser uno de esos perros callejeros.

Sara: Vamos,no hay tiempo que perder.

 

(Señor Williams y Sara llegaron a la clínica veterinaria y Milo  estaba tumbado en la camilla con las patitas  hacia arriba, Sara comenzó  a llorar.)

 

Señor Williams: Sara, estate tranquila, todo saldrá bien.

Sara:¿Comó pretendes que esté tranquila? (con nerviosismo)

 

(La doctora les comunico que tenían que operar a Milo, de lo contrario moriría. Al cabo de algunas horas,la doctora volvió a aparecer)

 

Sara:¿Cómo ha ido todo, doctora?

 

(En ese mismo instante Sara se despertó y allí estaba Milo, mirándola fijamente, todo había sido un sueño. Sara lo abrazó y no lo soltó)

Anuncios

Escena teatral: Hermanos de sangre

Personajes:

  • Basilio
  • Julenio
  • Leo

 

(Corre finales de 2011, Basilio y Julenio son hermanos y están en el paro, no es una época fácil para nadie, y menos para ellos dos. Basilio está en el paro desde hace seis meses, su hermano no pensaba tener la misma suerte, Julenio lleva dos semanas. Ninguno tiene un lugar donde dormir y, por tanto, viven en cajas de cartón. Desesperados, su única salida es encontrar un trabajo, así que… eso están haciendo.)

 

ESCENA I

( En la periferia de Madrid , junto a un kiosko.)

 

Basilio: (Buscando en la última página de un periódico) ¿Has encontrado algo Julenio?(Suspirando mientras que hace del periódico un bola de papel y la tira con brusquedad)

Julenio: Qué va…( Se tapa la cara con sus manos) Ni un anuncio, ¡No hay manera¡ (Se destapa la cara con rabia)

 

( Pero , como por arte de magia, un papel, arrugado, como si del destino, y no de la magia se tratase se  planta delante de ellos, concretamente a sus pies. En un abrir y cerrar de ojos, a pesar de lo agotados que estaban Julenio lo cogió como si de dinero se tratase, pero era algo así: un torneo de fútbol.)

 

Julenio: ¡Podríamos intentarlo¡ (Eufórico)

Basilio:¡¿Estás loco!? Con estas pintas no nos dejarían ni entrar a un banco.

Julenio: Podemos intentarlo… ¡ Soy muy bueno¡ Al parecer no te acuerdas de los regates  que te hacía hace tiempo ¿Eh?

Basilio: Está bien… pero solo por lo de el dinero.

 

 

ESCENA II

(Llegado el día del torneo, Basilio no estaba muy seguro de lo que estaba haciendo con su hermano,<<Participar en un torneo estando en el paro, ridículo>> pensaba , pero no permitiría contárselo, parecía muy decidido.)

 

Julenio: Somos los siguientes (Se remanga la camiseta)

 Basilio: ¿Crees que serán buenos?

Julenio: No tengo ni la menor idea.

(La voz de un hombre asomándose al vestuario indicaba que les tocaba a ellos. Tras recoger y entrar al campo vieron que lo que les esperaba no era un camino de rosas, parecían muy profesionales. Tras un duro partido en el que, Basilio y Julenio ganaron, evidentemente gracias a Julenio. Tras acabar el partido y recoger el premio…)

 

Leo: Hey, buen partido (Se acerca a Julenio)

Julenio: Gracias, (Cruza miradas con Basilio)

Basilio: ¿Quién es usted?

Leo: Suelo hacer que jóvenes promesas, como él , triunfen (Mira a Julenio). Puedes venir conmigo ahora y olvidarte del paro, para siempre.

Julenio: ¿Y él? (Mirando a Basilio)

Basilio: Acepta… ve con él

Julenio: Pero… ¿ y tú qué vas a hacer?

Basilio: Ya me las apañaré con lo del torneo (Se va del vestuario)

 

                        ESCENA III

( 3 meses después ya se oía hablar de Julenio por todas partes, era uno de los deportistas más famosos, había jugado en muchos clubes y era muy convocado en la selección española, pero de su hermano… no se sabía nada)

 

Julenio: Quiero que me ayudes a buscarlo (Con tono casi amenazante)

Leo: ¿Estás loco? Seguramente ya habrá muerto, será una perdida de tiempo, no merece la pena (Mientras que seguía firmando papeles)

Julenio: (Golpea un puñetazo a Leo, y se dispone a salir de la habitación)

Leo😦 Intentando reaccionar) Como cruces esa puerta… olvídate de tu futuro… volverás a ser un don NADIE , sin ninguna importancia…

Julenio: ( Sale de la habitación)

 

( Tras buscar a su hermano más de dos semanas, en un rincón)

 

Basilio: ¿J-Julenio…? (Tartamudeando)

Julenio: ¿Sí?( Levanta a Basilio)

Basilio: ¿ Por qué tardaste tanto?

Julenio: No lo sé Basilio… no lo sé.

 

Escena teatral: la película.

(Un día,  en un cine al aire libre, unas niñas hablaban sin cesar).

 

Rebeca: No me está gustando la película, y ¿a ti?

Sara: Tampoco es que me ilusione, pero tampoco es que no me guste.

Rebeca:  ¿Saco las palomitas? (sacando el vote)

Sara: Vale.

 

(Rebeca y Sara haciendo ruido al comer las palomitas)

 

Rebeca: Come más despacio, que al final nos van a echar.

Sara: (Haciendo más ruido) ¿Cómo nos van a echar si estamos al aire libre?

 

(Viniendo los guardias)

 

Guardias: Les pedimos por favor que no sigan armando jaleo.

Sara: Pero si estamos al aire libre, podemos hacer lo que queramos.

 

(Los guardias, enfurecidos, las echaron)

 

Sara: ¡No podéis echarnos!

Diálogo teatral: Robin Hood

(Hace bastantes años después de la muerte de Robin Hood. En Inglaterra estaban los antiguos compañeros de él.)

Bruno– Chicos he visto una bandada de patos (suspirando) vamos a cazarlos.

Diego-(Como loco) A por ellos.

(Cogiendo arcos y flechas iban a ir a por ellos.)

David Como soy el monje tenemos que rezar antes de matarlos.

Germán– Chicos, dejad los arcos. El siervo del rey Miguel, que es Alex, nos está persiguiendo.

Hugo- Iremos a los pueblos vecinos a pedir ayuda.

Diego Yo me quedo aquí en la aldea. ¡suerte!

(Bruno, Germán, David y Hugo)

Germán Cuidado, chicos.

Hugo-  !David ha muerto¡

Bruno- Volvamos a la aldea.

Hugo- Diego está aquí.

Diego(Mal herido) Vengad mi muerte.

Brunoahhhhhhhhh.

Hugo Mira entre los arbustos.

Germán- (Cogiendo el arco y flecha) He matado al siervo.

Hugo (por el otro lado arranca la cabeza de cuajo al rey) Germán toma la cabeza.

(Luego se despidieron).


Historia de Teatro: La casa negra

(Un día yo y mis amigos decidimos dar un paseo, todo empieza cuando unos gritos interrumpen el silencio)

 

Una voz-¡¡SOCORRO!!

Yo- ¿No oís esos gritos?

Alvaro- ¡Es verdad, y vienen de esa casa abandonada!

Yo– Ya, pero… (Nagore me interrumpió)

Nagore– ¡¡Mirad, se acaba de cerrar la puerta!!

Jana- Vámonos de aquí y llamad a la Policía.

Yo- ¡No! Entremos ahí dentro y no llames a nadie.

 

(Cuando ya estabamos dentro…)

 

Yo- (En voz baja) Me arrepiento de haber entrado.

-¡Noooo…! ¡Ayudadmeee…!

Alvaro– Proceden del piso de arriba, subamos.

Jana– Tengo mucho miedo, vámonos de aquí.

Nagore– Yoo… estoy con Jana, vámonos ¡ya!

Yo- Callad, parece que se han calmado los gritos.

Alvaro– No, ahora estan hablando bajo.

Una voz– ¡La otra vez te advertí! (Decía la voz susurrando)

 

(Cuando ya estábamos detrás de la puerta…)

 

Yo– Esperad, que me asomo.

Alvaro- Yo también.

Yo- Todo parecía de miedo, pero no es nada, jajaja.

Nagore- ¿Qué pasa?

Yo- Míralo tu misma.

Nagore– Vaya tontería, pensábamos que había algo muy serio y es la tele.

Jana- Jajaja

Alvaro– Dejad de reíros y vámonos.

 

 

Escena Teatral: BOB SHOLMES

(Jean y Bob entran al bosque encantado y bajan del coche).

 

Jean– Este el lugar de los hechos, allí está el cadáver.

 

(Bob se dirige hacia el cadáver y lo observa).

 

Bob– Muerte con arma blanca, por el tamaño de la herida diría que fue una cuchilla de carnicero.

Jean- No encontramos el cuchillo, supongo que se lo llevó el asesino.

Bob- ¿Algún sospechoso?

Jean- No, solo el granjero que encontró el cadáver.

Bob- Lléveme hasta él.

Jean- Sí, señor.

 

(Jean y Bob se dirigen hacia el sospechoso).

 

Bob- Buenas noches, señor.

Granjero– Buenas noches.

Bob- ¿Conocía usted al fallecido?

Granjero– Sí, es Juan, mi vecino, éramos grandes amigos.

Jean- ¿Cómo lo encontró?

Granjero- Iba camino de mi casa y vi la camioneta en la cuneta. Bajé a ver y lo encontré sentado desangrado, ya estaba muerto.

Bob- ¿Sabe usted si Juan tenía algún enemigo o alguien capaz de hacer esto?

Granjero- (Pensativo). No… bueno enemigos no tenía, le caía bien a todo el mundo, pero en la montaña vive el viejo Yenkins, es un hombre muy raro, ha estado en la cárcel muchas veces porque a veces le dan venadas y le da por bajar al bosque a matar a alguien, ya ha matado a varias personas, mi sobrino sin ir más lejos.

Bob- ¿Dónde ha dicho que vive?

Granjero- En la montaña en el lado oeste de la vieja cantera.

Bob- Muchas gracias, hasta luego. Jean, vámonos, coge el coche.

Jean- Sí, señor.

 

(Jean y Bob marcharon hacia la montaña. Jean y Bob van por la carretera cuando encuentran un árbol en mitad de la carretera).

 

Bob- Vamos ayúdeme a quitar ese árbol de la carretera.

 

(Se oye un ruido silbante).

 

Bob- ¡Qué es ese ruido! ¡Jean qué es ese ruido!

(Bob mira a Jean y descubre que tiene una flecha clavada en el cráneo).

Bob- ¡No!

 

(Bob sale corriendo hacia los árboles pero cae en un agujero. Bob oye un ruido arriba).

 

Bob- ¡Qué quieres! (mirando al cielo).

Voz tenebrosa- Tu vida.

Bob- ¿Quién eres?

Voz tenebrosa- ¿No me reconoces?

Bob(Pensativo) ¿Davis?

Voz tenebrosa– Sí, jajaja

Bob- ¡Tú eres el asesino! ¿Por qué?

Voz tenebrosa– Para traerte hasta aquí jajaja por fin puedo vengarme.

Bob- ¡No!

 

(Una flecha atravesó el pecho de Bob y le hizo callar para siempre).

 

Escena teatral: La clase salvaje

(La escena se desarrolla en una clase del colegio Las Manos Abiertas)

 

Profesora: Bueno niños, me voy a coger unas vacaciones porque estoy embarazada.

Fran: (Gritando) No, si tú te vas, ¿quien nos va a dar clase?

Lisa: ¿No irá a venir una sustituta?

Profesora: Pues sí.

Toda la clase: Nooooooo…

 

( A la semana siguiente)

 

Sustituta: (Gritando) ¡Silencio! Tú…

Fran: Fran

Sustituta: Eso , Fran. Me podrías decir por qué página vamos.

Fran: Por la 36.

Sustituta: Gracias.

Lisa: (Susurrando) Me parece que esta profesora es una bruja.

Fran: Una de esas que vuelan y hacen mágia.

Lisa: Y también come niños ¡no! Yo me refiero a que me parece que es una sustituta muy mala.

Fran: Joeeeeee, a ver si te aclaras, ¿pero es una bruja o es una sustituta muy mala?

Lisa: A veces llegas a ser muy tonto.

Fran: Sí, ¡pero cuál de las dos es!

Lisa: Me extraña que todavía tengas amigos.

 

(Al día siguiente)

 

Sustituta: ¿Habeís traido los deberes?

Fran: Si no mandastes nada.

Sustituta: Pues como ayer no he mandado nada hoy vais a hacer el doble de tarea.

Lisa: Eso es sobreexplotar a los niños.

Sustituta: Vosotros no sois niños, solo sois unos diablillos que no servís para nada.

Fran: Y tú una bruja sin corazón.

Sustituta: Sí, pues entonces toma una amonestación.

 

(Suena el timbre de fin de clase. Al día siguiente los alumnos ponen pegamento en la silla de la sustituta, le pegan el maletin a la mesa y meten ratones en el armario donde se guarda el mapa de España. Suena el timbre de clase y entra la sustituta, que abre el armario del mapa)

 

Sustituta: (Gritando) Ratoneeeeeeeeeeeeeees.

Toda la clase: (Rien) Ja,ja,ja…

Sustituta: ¿Quién ha sido?

 

(Todos permanecen callados)

 

Sustituta: Bueno, me da igual, así que vamos a empezar.

 

(La sustituta se sienta en la silla y cuando se levanta se le rompen los pantalones)

 

Lucas: Ja, ja, la sustituta está en bragas.

Sustituta: Esto es insoportable, me voy, dimito.

 

(Coge su maletín y sin querer rompe el asa)

 

Sustituta: Ya vendré más tarde a por esto.

Todos la clase: ¡Bieeen!, ya no tenemos sustituta.

 

(Al día siguiente todo volvió a la normalidad)

 

Profesora: ¿Os habeís portado bien con la sustituta?

Toda la clase: Síiii.

Profesora: Así me gusta, (Alabándose) ¡Qué bien os he educado!

Diálogo teatral: Bajo un puente.

(Un foco ilumina el escenario imitando a un sol en pleno mediodía. Un hombre con vestimentas viejas y rotas, y una barba que poco la queda para llegar al suelo, se encuentra tumbado junto a un pequeño barril metálico. Una pareja de enamorados, algo pijos para ser sinceros, se acercan al hombre que yace sobre el húmedo suelo. Se escucha el ruido de los coches que pasan sobre el puente. Sí, en efecto, están bajo un puente. Tras unos segundos de silencio tensos, los enamorados comienzan a cuchichear)

 

Señora: Hola señor, ¿qué hace usted aquí?

Vagabundo: Nada, que me ha tocado la lotería y he venido aquí a celebrarlo, ¿usted qué cree? (la observa con desprecio)

Señor: Tampoco hace falta que sea así. (Elevando la voz) ¡Ella sólo se interesó por usted!

Vagabundo: ¿Interesarse? (Comienza a reírse) ¡Ustedes son unos cotillas y no hay más que hablar!

Señora: ¿Cotilla? O sea, ¡qué fuerte! ¿Yo? ¿Cotilla? (Comienza a tener un ataque de ansiedad)

Señor: ¡Mire lo que ha hecho! ¡Estará contento! ¡Sin vergüenza!

Vagabundo: Haced el favor de iros, estúpidos. ¿Acaso no veis que sobráis aquí?

Señor: ¡Quien sobra es usted! ¡Recoja esos cartones que apuesto a que son robados y lárguese de aquí!

Señora: No perdamos más tiempo, cari. Vámonos a recoger al chiguagua de la peluquería, que ya le acabaron de hacer la mechas. Adiós, loser.

Señor: ¡Ahí se queda! ¡Sin vergüenza! (Apuntándolo con el dedo mientras su novia le agarra del brazo y lo lleva lejos)

Vagabundo: ¡Por fin se van! (Saca algo de su bolsillo) Que fácil fue robarle la cartera a ese pijillo. (Abre la cartera y mira en su interior) Trescientos sesenta euros… no está mal (Comienza a reírse como un loco)

 

(Se apaga el foco poco a poco. El ruido de los coches va cesando y finalmente, la escena queda vacía)

Escena teatral: futboleros

(En una tarde soleada, dos niños jugando en el parque)

 

Juan: ¡Hola!

German: ¡Hola!

Juan: ¿Quieres jugar al fútbol?

German: Vale, mi apodo jugando al futbol es Albiol.

Juan: A mí me llaman Altintop.

German: ¡Si ese es muy malo!

Juan: Por eso me llaman Altintop.

German: Yo soy muy bueno de defensa.

Juan: (Lanzándole el balón) A ver qué haces.

German: No quiero abusar.

Juan: (Triste) ¿ Me estás llamando malo?

German: No, te estoy llamando poco bueno.

Juan: Me voy .

German: (Riéndose) Adios Altintop o mejor dicho, poco bueno.

Dialogo Teatral: en el bosque

(En un bosque…)

Pedro: (asustado) ¡ Ana… que ha sido eso!

Ana: (con voz tranquilizadora) Tranquilo, habra sido un animal.

Pedro:  ¡ No ha sido un animal ! Hay alguien fuera.

Ana: Tranquilo voy a mirar qué ocurre.

Pedro: ¡ No, espera ha mañana !

Ana: Que no pasa nada, tranquilo.

Pedro: De acuerdo pero ven rápido.

 

(Ana ya fuera entre la penumbra de la noche…)

 

Ana: Ahhh…

Pedro: (tapándose los oídos por el llanto de su compañera) Anaaaaaah.

 

(Al día siguiente Pedro salió, el campamento estaba ensangrentado pero no había rastro de Ana ni de su cuerpo.)

 

 

A %d blogueros les gusta esto: