Mi España querida

Nuestra España viva y colorida,

colorida como el arco iris del cielo azul

sin luchas ni tristeza

sin envidias ni seres que atacan al vivo.

 

Y ahora en el presente, una España sufrida.

Muñecos manejados por un gandul

dentro de este mundo con tanta rareza.

En política todo esto se ha convertido.

 

Familias sin casa, y una vida aburrida

niños sin estudios, ya sin cielo azul.

Solo sueño con una España de fortaleza

sin que se repita todo lo vivido.

 

En mi futuro, esta España querida,

donde los llantos acaban, se guardan en un baúl,

donde el dinero no gana, ya no hay pobreza,

donde todo lo malo se queda escondido.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

El destino de nuestra nación

 

La España cutre y desmadrada

llena está de gente que no hace nada,

abundan los corruptos y los ladrones,

también ignorantes y malhechores;

a quienes aún a sabiendas de su mal hacer,

la gente premia y mantiene en pie.

Lo que aquí hacen falta son luchadores

que hagan que España recobre el buen nombre.

Aunque eso pronto no llegará

pues, en mi opinión,

mucho hemos de pensar

para hallar una solución,

y con los recortes en educación

los niños de hoy al paso de los años

no tendrán a que dedicar

toda esa vida que aún les quedará.

Sin embargo,sí que considero

que tras algunos años luchando

algo se irá logrando

que cambiará este gobierno

y ya por fin habremos acabado,

soltando esta carga que hemos llevado.

 

Las cenizas de España

España se ha convertido en cenizas,

para ciertas personas es una bendición,

para otras, una maldición,

pero para todas, ya se ha hecho trizas.

Esperamos sentados la lluvia,

que borre este presente,

pero nadie parece ser consciente,

de que aquí reina la abulia.

Unos negros nubarrones amenazan,

algunos se estremecen de frío,

otros se asustan como un crío,

las voluntades se resquebrajan.

Mas, el sol siempre aparece,

imponente y poderoso.

Es hora de olvidar lo bochornoso,

y levantarse ya porque amanece.

España camisa blanca.

Homenaje a Rafael Alberti. La siguiente composición es una poesía que habla de España en tiempos de Franco. También fue cantada por Ana Belén y Victor Manuel.

Ahí van tus versos. Por ti, Alberti.

España camisa blanca de mi esperanza
reseca historia que nos abraza
por acercarse sólo a mirarla.
Paloma buscando cielos más estrellados
donde entendernos sin destrozarnos
donde sentarnos y conversar.

España camisa blanca de mi esperanza
la negra pena nos amenaza
la pena deja plomo en las alas.
Quisiera poner el hombro y pongo palabras
que casi siempre acaban en nada
cuando se enfrentan al ancho mar.

España camisa blanca de mi esperanza
a veces madre y siempre madastra;
navaja, barro, clavel, espada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.

España camisa blanca de mi esperanza
de fuera a adentro, dulce o amarga
de olor a incienso, de cal y caña.
Quién puso el desasociego en nuestras entrañas
nos hizo libres pero sin alas
nos dejos el hambre y se llevó el pan.

España camisa blanca de mi esperanza
aquí me tienes nadie me manda
quererte tanto me cuesta nada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.

Rafael Alberti (España Camisa Blanca).

A %d blogueros les gusta esto: