El miedo de los Infantes De Carrión

El pueblo estaba indignado

con los infantes de Carrión,

por su miedo al león

y pedían su dimisión

porque  ¿cómo iban a proteger al pueblo

si se asustaban de un león?

Al Mio Cid Campeador no le quedaba elección.

Por otra parte los Infantes vengativos

volver a soltar el león decidieron,

las gentes del pueblo

al ver al gran león se asustaron,

y fueron corriendo a buscar al Mio Cid Campeador.

El Mio Cid Campeador se cabreó

y se fue a por el león y lo encerró.

De una columna los Infantes De Carrión salieron

y de ellos se rieron,

los Infantes de Carrión  dijeron:

“No os teníais que haber reído de nosotros

porque somos grandes soldados

aunque a nosotros no dé miedo un león”.

Entonces la gente se disculpó

y el Mio Cid Campeador

volvió a contar con sus servicios.


 

A %d blogueros les gusta esto: