El detective Jerome Calm

En una ciudad muy lejana llamada Marsella había un detective llamado Jerome Calm, que era una persona en la que nadie confiaba.Un día una persona estaba en peligro, porque estaba a punto de caerse de un balcón. Justo cuando la persona estaba a punto de caerse apareció Jerome Calm dispuesto a rescatar a la mujer de ese disgusto que la dió cuando un amigo de su hijo la quiso matar, porque no le pagaba los servicios que le hacía. Minutos después la rescató, y le dijo que se había resbalado porque en el suelo, había como una especie de líquido que hacía resbalar a cualquier persona que pasara por aquel lugar. Jerome Calm fue uno de los mejores detectives que pasaron por aquella ciudad.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: