Romance de la mirada

Un día de primavera,

una tarde soleada,

sentados en una fuente,

mirándonos a la cara.

Queriendo decirte algo,

no surgían las palabras,

pensando en un te quiero,

me lo dijo tu mirada.

Anuncios

Historias Terroríficas

Una noche de luna llena salí con unos amigos y, de repente, salió un lobo de entre las tumbas del cementerio. Era bueno, solamente quería comer , nosotros pensabamos que nos quería comer pero lo que más estaba deseando era que le diéramos comida. Entonces Marta sacó el unico bocadillo que tenía y se lo dió. Cuando era la hora de cenar todos tuvimos que dar un poco de bocadillo a Marta. Al final , cuando nos ibamos a ir , el lobo estaba solo, no tenía con quien ir y al final María se llevó al lobo y le puso de nombre Romino.

A %d blogueros les gusta esto: