Mito de las Marismas de Santoña

Era un día, no hace mucho tiempo, en que un pequeño pueblo de Cantabria, llamado Santoña, era uno de los pueblos  más limpios de España y tenía un río alrededor suyo precioso, hasta que un día el Dios Neptuno les dio dos peces de la misma raza, pero que era desconocida entre sus ciudadanos.  El alcalde, por curiosidad, llamó a un científico muy famoso para que les dijera que clase de pez era.  El científico intrigado también por tanta curiosidad,  fue muy rápido a Santoña.

Cuando llegó, vio a los peces y dedujo que eran mubles y que comían basura. Entonces decidieron tirar basura a su precioso rió,  pero solo en una parte.

Neptuno les quiso dar más peces por lo bien que se llevaban.  Pero no les hacía mucha gracia tener que tirar más basura a su rió y decidieron exterminarlos. Llamaron a unos exterminadores, pero sus métodos no funcionaban debajo del agua.  Intentaron de todo para intentar matarlos, pero nada funcionaba.

Entonces el alcalde convoco una reunión entre todos los habitantes y preguntaba que  podían hacer.  Uno propuso tirar basura a la playa de Laredo para que los peces vayan allí, pero no tenían medios de transporte para llevar toda esa basura, otro dijo que si dejaban de darles de comer se irían o morirían, pero todo el mundo decía que era demasiado cruel.

Entonces entre todos decidieron echar basura por todo el rió para que los peces vivieran felices.

Después de unos años esa basura se desintegro y formo unas marismas llamadas Marismas de Santoña.

Hoy en día, gracias al Dios Neptuno, Dios del mar, que les dio los dos peces a los ciudadanos de Santoña, se ha formado el Parque Natural De Las Marismas De Santoña, que es un espacio protegido y una de las zonas húmedas más importantes del Cantábrico.

Anuncios

creacion de las Marismas de Santoña.

Hace algún tiempo un grupo de amigos, estaba haciendo una guerra de Paintball. Una de esas bolas era de color verde, que dio lugar a un prado verde lleno de árboles  y plantas, otra bola de color azul dio lugar al mar y por último una bola de color marrón dio lugar al fango en el que dentro de varios años estaría lleno de varios bichitos que serían comida de aves migratorias que hoy en día forman la Marisma de Santoña.

TROYA

La película de Troya empieza con una guerra en la cuál uno de los reyes de Grecia cuenta con la ayuda de los soldados meseros, repellos y arcanos. Deciden que el mejor de un ejercito luchase cuerpo a cuerpo contra el mejor del otro ejercito, así fue como Aquiles luchase contra Bodrio. El vencedor fue Aquiles. 

Esparta y Troya deciden vivir en paz. La princesa de Esparta era Elena y los príncipes de Troya eran Héctor y Paris. Paris se acostó con Elena pues su belleza era tal que hasta las estrellas la envidiaban. Paris la regaló conchas del Gorgontis pero Elena no las acepta porque si Menéalo las viese les cortaría la cabeza a los dos pues Menéalo era el rey de Esparta y Elena era su esposa. Paris decide llevar a Elena hasta Troya para liberarla de Menéalo. En medio del mar, Paris decide enseñarle a su hermano Héctor que había escondido a la princesa de Esparta en el barco.  

Menéalo al ver que Elena no estaba, se dio cuenta de que había partido con los Troyanos. Fue a pedir ayuda a su hermano Agamenón para poder ir a Troya y recuperar a su esposa. Agamenón necesita la ayuda de Aquiles y sus Mirmidones para poder tomar la ciudad de Troya pues la mujer de su hermano no le importaba, solo le importaba destruir Troya.  

Mandaron un emisario a buscar a Ulises, uno de los reyes de Grecia porque sabían que Aquiles solo escucharía a Ulises. Al principio Aquiles no acepta pero cuando le dice que su nombre no será olvidado nunca, va a pedir consejo a su madre la cual es una diosa inmortal. Aquiles decide ir a Troya para que su nombre no se pierda en el olvido.  

Cuando Aquiles y sus Mirmidones tomaron la playa de Troya, tomaron prisionera a la prima de Héctor y Paris. La guardia de Apolo, que eran 50 caballeros, fueron a la playa mientras que los soldados que había en la playa se retiraban a la ciudad. Cuando los Mirmidones acabaron con la guardia de Apolo solo quedaban Aquiles y Héctor.  

Aquiles dejó a Héctor volver a la ciudad. Cuando Héctor volvió a la ciudad le dijo su hermano que luchara con Menéalo por Elena. A la mañana siguiente los soldados de Grecia estaban a las puertas de Troya para que Menéalo se enfrentase con Paris, pero aunque Menéalo hubiese ganado Agamenón hubiera atacado Troya.  

Los soldados griegos, al ver el cuerpo derribado de Menéalo, atacaron la ciudad pero sus ataques fueron inútiles porque los arqueros troyanos lanzaron ráfaga tras ráfaga hasta matar a mas de 1000 soldados. Agamenón decidió retirar a sus tropas para que no hubiese más bajas.  

Al día siguiente los troyanos atacaron el campamento griego porque sabían que la moral del enemigo era muy baja. Los dos bandos se retiran porque Héctor mato al primo de Aquiles, pensando que era él.  

Héctor decidió enseñarle a su mujer un pasadizo secreto por el que debía pasar si le pasaba algo en la batalla contra Aquiles pues sabía que sería muy posible que le pasase algo. Aquiles derrotó a Héctor y arrastró su cuerpo por todo el campamento griego. El padre de Héctor fue hasta el campamento griego a pedir a Aquiles el cuerpo de su hijo para que tuviera un entierro digno de un príncipe de Troya y Aquiles dejó que se llevase el cuerpo de su hijo y a su sobrina. 

 

Ulises, al ver que uno de sus soldados estaba tallando un caballo de madera, se le ocurrió la manera de entrar en la ciudad de Troya, así que fue a la tienda del rey Agamenón y le propuso hacer un caballo de madera lo suficientemente grande para que pudieran caber unos 50 hombres. Agamenón ordena a sus soldados que construyan un caballo de madera y manda meterse a los 50 soldados dentro del caballo.  

A la mañana siguiente los soldados troyanos se dirigieron a la playa de Troya a atacar el campamento griego, pero cuando llegaron, los griegos se habían marchado y lo único que quedó fue un caballo y un montón de hombres muertos con la enfermedad de la peste. Los troyanos metieron al caballo dentro de la ciudad y bailaban alrededor de él, agradeciendo a Apolo que los griegos se habían marchado de sus costas. Al anochecer, los soldados que estaban dentro del caballo salieron y tomaron posiciones detrás de la puerta para abrirla y que el ejército griego entrase en la ciudad para así reducirla a cenizas.  

Agamenón llegó hasta Briseida e intentó ahorcarla, pero ella sacó una navaja de la manga y se la clavo en el cuello. En ese mismo momento los soldados de Agamenón fueron a atacarla por haber matado a su rey. En ese momento llegó Aquiles y la rescató de los soldados griegos, Paris le disparó 6 flechas, cinco le dieron en el pecho y una le dio en el talón pues era su único punto débil. Paris lleva a Briseida hasta el pasadizo secreto sabiendo que dejaban allí a Aquiles.

Mito de las marismas

  Un día, una mujer llamada Celia era la diosa del deporte. Al día siguiente se puso a jugar al baloncesto y se le cayeron las babas: eso provoco una inundación. Más tarde empezó a llorar porque pensaba que había matado a alguien con sus babas, pero lo peor fue que sí que mato a alguien, aunque no con las babas sino llorando y eso provocó las marismas, nada menos.

MARISMAS DE SANTOÑA

Un día 27 de junio del 2006 se celebro la fiesta de San Miguel en las marismas de Santoña,  limpias y  bonitas por donde  iba toda la  gente. Entonces  se celebró la fiesta con: globos de agua,  pistolas de agua e hinchables.

Cuando se terminó la fiesta, al día siguiente la gente fue a  pasear y se encontraron con las marismas  destrozadas y el agua estaba llena de globos rotos de agua, casquetes de pistolas de agua y estaba el agua subida hasta arriba.

Entonces los barrenderos se pusieron a limpiar. Hasta tres días no terminaron y la gente no paseaba más por allí. 

El Mito De Las Marismas De Fran

Hace ya mucho tiempo en un pueblecito llamado Santoña había que hacer algo para que el pueblo tuviese agua.Un campesino fue a rezar a un altar para tener agua, Dios oyó todo desde el cielo, pero él no podía invocar agua porque la tierra ya estaba hecha y no había vuelta atrás.Dios fue al Olimpo a pedir ayuda a Zeus, Zeus dijo:”Yo te ayudaré pero tú harás conocido el Olimpo en Hispania”. Dios aceptó, más tarde se generaron templos de dioses griegos en cada provincia de Hispania.

Zeus ordenó a los dioses crear unas aguas en Hispania, pero Poseidón dio la teoría de que necesitaban a Marismas, princesa de la Atlántida.”Pues bien,raptadla” dijo Zeus. Hades se encargó del rapto y la llevó presa a Santoña; meses después las crearon con la muerte de Marismas,con el agua de Poseidón y con la fauna y la flora de Deméter. Dios dio gracias a los Olímpicos. Años después se le dio nombre de Marismas a lo que llevaba agua, fauna y flora, aunque en la actualidad no es así,el agua fue dulce hasta que que el mar entró y se hizo medio dulce, medio salada. Santoña aún existe y también sus Marismas, lo que no se conserva son los altares y los templos.

LAS MARISMAS DE SANTOÑA : LA CREACIÓN

Érase una vez un muchacho muy guapo llamado  Williams que iba por Santoña.

Se encontró un meteorito cerca del colegio de Juan de la Cosa. Unos amigos de él, llamados José Manuel y José Luis, le preguntaron qué es eso y Williams les contestó: “Es un meteorito envuelto en llamas con un hombre aplastado debajo”.

Williams lo toca con curiosidad,  no pasó nada. Entonces al día siguiente se levantó de la cama con dolor de cabeza, fue a ver a un medico y le digo que tenía una radiación muy rara en el cuerpo. Pero Williams no se sentía raro, solo con dolor de cabeza. Resultó que el dolor de cabeza era un síntoma de fiebre.

Cuando a Williams se le pasó el dolor de cabeza, pasaron dos o tres semanas después de tocar el meteorito, Williams le dijo a José Manuel y a José Luis: “Vamos a ver el meteorito”. Fueron a verlo y había muchas máquinas intentando levantarlo, Williams, que se sentía con  mucha más fuerza, se dijo: “Voy a ver si lo puedo levantar”. Lo cogió por debajo y dijo “1,2 y 3” y lo levantó tan fácilmente como si fuera una pluma.

Llevó el meteorito a un lugar desierto en una parte de Santoña y al mezclar una cosa con otra el meteorito, al cabo de un año y nueve meses, explotó sin contemplación. Williams, que por casualidad se encontraba cerca, escuchó el estallido y fue volando lo más rápido posible. Cuando Williams llegó, estaban las marismas formadas a causa de la explosión del meteorito.

A %d blogueros les gusta esto: