Noticuentos

Un perro salva a un bebé recién nacido que había sido abandonado (Noticia real)

Un perro se ha ganado el ser reconocido como un héroe después de haber encontrado a un bebé abandonado y pasar toda la noche junto a él para protegerlo.

Según las autoridades, un niño de dos semanas de edad fue descubierto debajo de un puente, cerca de Bolgatanga (Ghana), después de haber sido abandonado por su madre. Al quedarse solo, en un ambiente hostil, el bebé, que no tenía forma de valerse por sí mismo, fue salvado por un perro de una granja local cercana.

Los agentes han dicho que los dos fueron encontrados juntos, varias horas después de que el perro desapareciese. Un equipo de búsqueda pasó toda la noche peinando la zona y los bosques cercanos para encontrar al perro, pero no fue hasta la mañana siguiente cuando lo encontraron, sorprendentemente, debajo de un puente al lado del bebé.

La sorprendente historia de Marcos y Boby (Cuento)

 

María, una mujer que acababa de dar a luz, decidió abandonar a su hijo, recién nacido, cerca de un río, debido a las malas condiciones económicas por las que ella y su familia pasaban.

La muchacha, que ya se dirigía hacia el río, dejó al niño cerca de un puente. Tras el regreso de María a su hogar, un perro, mascota de un granjero de aquella zona, paseaba por los campos de los alrededores cuando vio al bebé. El perro, que se llamaba Boby, no dudó un segundo en ir a socorrer al recién nacido.

Boby pasó más de un día entero al lado de Marcos ofreciéndole calor, hasta que un grupo de vecinos se presentaron en la escena del suceso a la mañana siguiente para buscar al perro. La sorpresa fue inmensa al ver cómo Boby cuidaba y acompañaba a aquel desconocido bebé. Gracias a estos hechos, Boby es considerado, ahora, un héroe.

Anuncios

Mi casa se ha incendiado.

 

Como cualquier día normal, estábamos mis padres y yo durmiendo en nuestro cuarto. Teníamos mucho sueño, porque aquel día por la mañana fuimos a andar por el monte Buciero de Santoña. “Ding dong” escuché,  pero no hice caso al ruido del timbre. “¿Toc toc,hay alguien? Carmen, Marta,Luis, despertad”-comentó una voz grave, gritando como si estuviese alarmado.

Parecía la voz del vecino, sí, Pedro se llamaba. “¡Crash!” escuché. La ventana estaba rota.

 

 

Me puse nerviosa de repente, y vi a mis padres corriendo bajando a ver qué quería el vecino.

-Salid de casa, rápido- le escuché decir.

-¡Un incendio en la parte trasera!- gritó Pedro.

Me calcé y bajé rápidamente con mis padres.

-¡Llamad a los bomberos!- exclamé con escándalo.

Mi madre les llamó, y pasados tres o cuatro minutos de nervios, llegaron. Empezaron a apagar el fuego. Lo consiguieron, y gracias a ellos y al vecino no nos sucedió nada.

A %d blogueros les gusta esto: