Muertos de papel, de Alicia Giménez-Bartlett

Muertos de papel es novela negra o policíaca, como se prefiera llamar. Es entretenida y es la típica que te llevas a la playa en verano o en el bolso de la que vuelves a casa en tren porque es ligera, y además pesa poco.

Lo más llamativo en ella es que la prota es mujer y eso en este género sorprende, porque ya lo dice su autora: “Quería un personaje que fuera mujer y que tuviera protagonismo. Porque la mujer en la novela negra o es la víctima, que aparece muerta en la primera página, o es la ayudante de alguien”. Y ahí está Petra Delicado, cuyo apellido parece más una ironía de la vida (o de la autora) que otra cosa.

En definitiva, es recomendable si te van estas historias de investigadores de asesinatos a la española (el tándem Delicado- Garzón de esta novela recuerda a otra pareja de guardias civiles, la de Bevilacqua- Chamorro de Lorenzo Silva).

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: