Retrato: Tiziano, retrato del hombre con el sombrero rojo.

Podemos observar a un hombre aparentemente adulto. Sus ojos marrones y miran hacia un lado. Éstos van acompañados con su cabeza, la cuál está también ligeramente girada. Sobre ella, tiene un sombrero rojo que tapa su media melena de color castaño. En sus manos lleva puesto unos guantes desgastados y viejos, con los que señala algo en su ropa. Hablando de ropa, podemos ver que lleva puesta una túnica de piel oscura y una camisa blanca y limpia. Tiene la nariz afilada y unas cejas oscuras, alargadas y finas. Se le ve serio, aunque tiene una pequeña sonrisa. Transmite incomodidad y superioridad, debe ser de una alta clase social y se sentirá incómodo por ser retratado. Parece posar su mano sobre algo, por lo que se puede pensar que está sentado en un asiento cómodo y de gran valor, ya que lo que hoy en día llamamos coloquialmente “butaca”, en esa época era peculiar encontrarla. Tan sólo las clases sociales altas tenían ese privilegio. La luz le enfoca diagonalmente y deja entrever una piel blanca, pálida. El retrato se realiza con un fondo oscuro y sombrío.

Anuncios

Retrato de una persona.

Ella es una persona joven, pero lo suficiente madura. No hace mucho deporte ni se preocupa demasiado por su físico, pero tiene una gran fuerza interior.

Tiene la cara delgada, redonda y muy expresiva. Inspira confianza, tranquilidad, simpatía…

La textura de su piel es de color blanquecino, aunque tiene algo de moreno en los brazos.

El cabello es corto, de color castaño oscuro y está bien cuidado y peinado. Las cejas también están bien cuidadas.

Por otro lado los ojos son normales, más grandes que pequeños, con forma redonda y de color marrón oscuro. Poseen expresividad, pero también tienen una mezcla entre lacrimosos, serenos, soñados, tristes… Muestran un poco de todo dependiendo de la situación.

La frente; estrecha y lisa, muestra alguna arruga, mientras que la nariz pequeña y redonda tiene la piel tirante.

La boca pequeña, con labios delgados y finos, posee unos dientes bien alineados, pero de color amarillento, ya que es una persona fumadora.

Las manos son ágiles, blancas, finas, rugosas y por lo general bastante frías. Sus piernas no poseen una largura excesiva, es una persona de altura media. Aún así las piernas son delgadas y muy frágiles.

El cuello, corto y fino, mientras que los hombros y la cintura son anchos.

Ella, no tiene una forma de vestir muy elegante, pero siempre va bien arreglada.

Respecto al caracter, es atenta, alegre, desvergonzada, prudente, generosa, divertida… Y sobretodo muy confiada, a veces (para mi opinión) demasiado.

A %d blogueros les gusta esto: