INTOXICACIÓN POR FÁBRICAS DE PESCADO

2 de Noviembre de 2011 en el I.E.S  Marismas.

Se ha producido un intoxicación por causa de los olores que desprenden las fábricas de pescado,  tan desagradables,  y  que se retienen en las aulas de los niños de secundaria del I.E.S  Marismas.

Una alumna del I.E.S Marismas, se intoxicó, al aspirar las sustancias que desprendían  las fábricas de conservas de pescado.

Empezó a sofocarse y a salirle un sarpullido bastante extenso por el cuerpo,  sus compañeros avisaron sin tardar a al profesor ya que la alumna empezó a tener un tono pálido en el rostro  y a toser fuertemente. Los profesores se pusieron en contacto con los padres de la alumna  para imformarles de que la trasladarían al hospital  de Laredo ya que es el más cercano del municipio. El Ministerio de Sanidad está investigando la causa por la que la alumna ha sufrido la intoxicación, todos los hechos aputan a que la intoxicación ha sido originada por unas cajas de pescado desconpuesto. La muchacha se está recuperando aún en el hospital de Laredo, todavía con sarpullidos y con defectos en el olfato por causa de su exposición al olor.

Se han tomado una  serie de medidas contra la fábrica que provocó el incidente.

Anuncios

Vista desde de la ventana

Desde mi ventana veo unos columpios formados por toboganes, parques para niños, barandillas como las de los bomberos… a lo lejos veo unos pisos donde hay una peluquería, a la izquierda veo un parque llamado Parque de Manzanedo donde se encuentra el ayuntamiento de Santoña y ahí han hecho reformas. A la derecha  veo unos pisos. En los columpios me ha pasado varias cosas, como hacerme un esguince también en la mano y más cosas. Tuve  muchos recuerdos, sobre los momentos felices que me pasaron anteriormente.

Vistas desde la ventana de mi salón

Desde la ventana de mi salón se puede apreciar la que probablemente sea la zona más bella de las marismas, sin nada que pueda interrumpir las vistas. En la marisma hay pequeños islotes que se unen cuando la marea baja. Cuando la marea está alta y el cielo est cubierto de nubes, el agua adquiere un precioso tono plateado.

Tras la marisma se encuentra Montehano, cubierto de árboles verde oscuro y un par de casas. A la derecha de Montehano se encuentran diversas colinas y  el molino de Argoños. A la izquierda y a lo lejos, puedo ver la carretera de los puentes que sigue su recorrido a través de la marisma. Por esa carretera suelen pasar coches, pero la urbanización donde vivo esta algo lejos y en una especie de península, por lo que no hay ruido alguno. También veo Laredo y parte  de Santoña.

En cuanto a fauna, es muy diversa, hay muchos tipos de aves que van a pescar a la marisma o que simplemente vuelan por allí piando, lo que da un toque de tranquilidad  al ambiente  y en el campo hay musarañas, insectos, topos e incluso algún erizo, pero eso no tiene mucho que ver con las vistas.

Vista desde la ventana de mi casa: la Plaza de San Antonio

Cuando me asomo a la ventana veo el centro de la Villa de Santoña, que es la plaza de San Antonio. Veo todos los bares y los árboles de la plaza y siempre hay niños jugando. Los edificios de la plaza son de distintos colores y distintos pisos. Me encanta porque casi todas la cosas suceden ahí.

DESDE MI VENTANA

Las ventanas de mi casa dan directamente al parque. Está lleno de caminos grises de cemento y de jardines con todo tipo de plantas. Hay bancos de madera y también de piedra. Las farolas son modernas y tienen formas curiosas. Las zonas de hierba están rodeadas de setos y de pequeños arbustos. Dentro, hay árboles de todo tipo: pinos, palmeras, castaños, plátanos etc.

A la derecha se ve la carretera y, más cerca, una zona con unos columpios pequeños y el suelo de colores. A la izquierda tenemos el ayuntamiento. Es un edificio bastante pequeño de color gris o marrón. Tiene unas escaleras en la puerta y un balcón rodeado de banderas. Detrás está la bolera, rodeada de árboles, y más al fondo, el instituto de Manzanedo. Tiene las paredes marrones y una cúpula con varias ventanas. Más lejos hay otros edificios de color gris, y en el horizonte, se ve una línea de montañas.

Por el día, los niños juegan y todo el mundo pasea. Las gaviotas y las palomas vuelan alrededor. Se oyen mucho las voces de la gente. Por la noche, se encienden las farolas y sólo se oye el ruido de los coches.

Torneo de ajedrez en Santander: Santoña ganadora

Campeonas Regionales Escolares por Equipos de Ajedrez.
Fecha: 2010-04-19 23:12:28 | Tema: Deportes

Por segundo año consecutivo, las más jóvenes de Santoña renuevan el título categoría benjamín, por debajo de los 10 años.

Los nombre de las protagonistas son: Naia, Eva y Leire. A pesar de lo jóvenes que son empiezan ya a ser temidas jugando al Ajedrez. Añadir que en individuales destaco Lucía Fresnedo en categoría alevín con un merecido 3 puesto. En chicos en categoría alevín el 6 puesto logrado de Andoni Cruz Prada en una dura competición.

Pablo Escribano en Radio Encadena2

El pasado 12 de abril de 2011 Pablo Escribano, acompañado por Marina Gil y Ana Rojas, presentó su poemario Cuaderno de Sai Gòn en El Dueso, el Centro Penitenciario ubicado en Santoña (Cantabria). Invitados por Julio Fernández, el educador que se encarga del Club de Lectura (al que desde aquí agradecemos su invitación y su amabilidad), vivimos una experiencia realmente positiva charlando de poesía, de Vietnam, de leer, de viajes, de la vida.

Y como prueba de ello encontraréis en este audio la entrevista que le hicieron a Pablo Escribano en Radio Encadena2. Os invitamos a escucharlo.

Pablo Escribano en Radio Encadena2 (30/04/11)

III Concurso fotográfico IES Marismas

Se acaba de convocar la tercera edición de nuestro concurso fotográfico.

Cómo ya sabéis está abierto a la participación de alumnos/as, profesores/as y personal laboral.

Aunque seguramente habréis visto ya los carteles y las bases de la convocatoria, para una lectura más reposada y en la intimidad, podéis acceder a nuestra web (http://www.iesmarismas.com) donde en la sección “Tablón de Anuncios” se encuentran alojadas.

Ánimo y un saludo.

Descripción basada en una imágen: Berria

Santoña físicamente,  es una villa marinera que se encuentra en la zona oriental de Cantabria,  está situada  al pie del monte Buciero. Dista unos 48 kilómetros de la capital autonómica, Santander. Santoña era conocida en la Edad Media con el nombre de Puerto o Puerto de Santoña, y así consta en muchos documentos.

El municipio está rodeado casi en su totalidad por el Mar Cantábrico; por ello limita al norte con la playa de Berria, al sur con la playa de San Martín, al este con el monte Buciero y al oeste con los municipios de Argoños, Escalante y Bárcena de Cicero. En esta orientación se sitúan el puerto pesquero y la nueva sección de puerto deportivo y las Marismas de Santoña.

En esta imagen se puede ver la playa de Berria desde el monte Buciero, con el que limita. A lo lejos se distingue el horizonte entre distintos tonos de azul. Seguidamente se encuentra la playa, en la que solo se ve un tramo de arena. Después se ven distintos tonos de verde para la hierba, arbustos y demás plantas, y también algunas casas o edificios. Prácticamente la extensión ocupa eso hasta el lugar en el que está tomada la foto, donde se ven unas rocas con líquenes amarillos.

 

Mito de las Marismas de Santoña

Era un día, no hace mucho tiempo, en que un pequeño pueblo de Cantabria, llamado Santoña, era uno de los pueblos  más limpios de España y tenía un río alrededor suyo precioso, hasta que un día el Dios Neptuno les dio dos peces de la misma raza, pero que era desconocida entre sus ciudadanos.  El alcalde, por curiosidad, llamó a un científico muy famoso para que les dijera que clase de pez era.  El científico intrigado también por tanta curiosidad,  fue muy rápido a Santoña.

Cuando llegó, vio a los peces y dedujo que eran mubles y que comían basura. Entonces decidieron tirar basura a su precioso rió,  pero solo en una parte.

Neptuno les quiso dar más peces por lo bien que se llevaban.  Pero no les hacía mucha gracia tener que tirar más basura a su rió y decidieron exterminarlos. Llamaron a unos exterminadores, pero sus métodos no funcionaban debajo del agua.  Intentaron de todo para intentar matarlos, pero nada funcionaba.

Entonces el alcalde convoco una reunión entre todos los habitantes y preguntaba que  podían hacer.  Uno propuso tirar basura a la playa de Laredo para que los peces vayan allí, pero no tenían medios de transporte para llevar toda esa basura, otro dijo que si dejaban de darles de comer se irían o morirían, pero todo el mundo decía que era demasiado cruel.

Entonces entre todos decidieron echar basura por todo el rió para que los peces vivieran felices.

Después de unos años esa basura se desintegro y formo unas marismas llamadas Marismas de Santoña.

Hoy en día, gracias al Dios Neptuno, Dios del mar, que les dio los dos peces a los ciudadanos de Santoña, se ha formado el Parque Natural De Las Marismas De Santoña, que es un espacio protegido y una de las zonas húmedas más importantes del Cantábrico.

A %d blogueros les gusta esto: